ANA ROMERO · Peluquería & Belleza

Afaeps hace historia

El acto del 25 aniversario de la Asociación de Familiares y Amigos de Personas con Enfermedad Mental (Afaeps) ha tenido como protagonista a Enrique Peinado, ya que él representa la lucha de cientos de enfermos y el empeño de esta organización por insertarlos en la sociedad. Enrique sufrió su primera depresión en 1987 y hoy puede contarlo porque el primer presidente de Afaeps, Pedro Ortiz, le tendió la mano.

Representantes de todo el entramado social albaceteño se han dado cita en el Teatro Circo para acompañar a Afaeps en la celebración de su cuarto de siglo. Trabajadores como la psicóloga Victoria López Rubio; asociaciones amigas como Asprona, representada por su presidente Lucio Gómez; instituciones como la Diputación, con su presidente Santiago Cabañero; el Ayuntamiento, con su alcalde Manuel Serrano; la Junta de Comunidades, con la consejera Aurelia Sánchez, o la Fundación Sociosanitaria; empresas privadas; madres como María Dolores Requena o voluntarios como Almudena Moreno han subido al escenario para recordar el esfuerzo y los logros que hay detrás de una asociación que nació del encuentro angustiado de unos padres que, con Pedro Ortiz a la cabeza, se empeñaron en dotar de visibilidad y dignidad a la enfermedad mental.

Han cobrado protagonismo los enfermos, las familias, las instituciones, los voluntarios y los presidentes que cogieron el testigo del primero, como Luis Martínez Candel o la actual Isabel Serra, que ha advertido que estará apoyando a la asociación siempre que la necesite.

El genio del pianista Pedro López Salas ha puesto la banda sonora a un acto entrañable donde se ha puesto de manifiesto que ahora es el enfermo quien decide el camino que debe tomar la Salud Mental.

Asprona ha tenido un papel protagonista como la asociación amiga que ayudó a Afaeps a dar sus primeros pasos.

Ha habido un cariñoso recuerdo tanto para Pedro Ortiz, fallecido, como para Candel, que no ha podido asistir por motivos de salud.

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo