ANA ROMERO · Peluquería & Belleza

Asprona y la ONCE asesoran al Ayuntamiento de Albacete

Los perros guía pueden entrar.

La iniciativa consiste en la colocación de cerca de 1.000 carteles adaptados a personas con discapacidad y problemas sensoriales en el edificio del Ayuntamiento. El alcalde de Albacete, Manuel Serrano, ha anunciado este martes que el consistorio va a proceder a la colocación de cerca de un millar de carteles adaptados para personas con discapacidad en los edificios municipales.

Así lo ha detallado el edil durante la presentación de la señalética adaptada, en la cual ha estado presente el presidente de Asprona, Lucio Gómez, el gerente de Aguas de Albacete, José Belda, los concejales de las áreas implicadas en dicho proyecto, por Infraestructuras, Julián Garijo y por Acción Social, María Gil, además de representantes de los grupos municipales en el Ayuntamiento.

Hernando Martínez - The Growthcoach - Business and sales coaching

Manuel Serrano ha indicado que se trata de un compromiso de la corporación, detallando que la iniciativa consiste en la colocación de cerca de 1.000 carteles adaptados a personas con discapacidad y problemas sensoriales en el edificio del Ayuntamiento, en los nueve centros socioculturales de la capital, así como en la sede de Aguas de Albacete, que ha sido la encargada de financiar el proyecto con una cantidad económica de 20.000 euros que el alcalde ha aprovechado para agradecer públicamente.

El regidor ha afirmado que las señales se instalarán en las entradas con paneles visibles e información clara; en los pasillos, escaleras y ascensores, así como en las zonas, departamentos y servicios. Para ello, se ha buscado la alianza con Asprona y con la ONCE, con el fin de ser “mucho más eficientes”.

El alcalde ha descrito que la puesta en marcha de este proyecto se ha hecho en dos fases, la primera de ellas contando con personal técnico de Asprona como terapeutas que han participado activamente, así como personas con discapacidad que han sido las encargadas de elegir el tipo de letra, los colores, la iconografía, así como la situación de la transcripción al braille.

En la segunda fase de este proceso, y según ha afirmado el responsable municipal, habrá un equipo de validación con técnicos y personas con discapacidad que no hayan participado en la primera fase que visitarán las dependencias para comprobar el buen funcionamiento de dichas señales y corregir posibles disfunciones sobre el terreno.

 

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo