ANA ROMERO · Peluquería & Belleza

Batas blancas en las redes sociales

selfieSi una paciente de 14 años te pide que la agregues en Facebook, ¿qué harías? Las redes sociales han entrado en el último examen MIR. Es más, se han convertido tanto en una útil herramienta como en un peligro para la salud. Por este motivo, la Facultad de Medicina de Albacete ha recurrido a Miguel Galán de Juana y su seminario “Más allá del sefie con bata”.

Galán de Juana es un estudiante de Medicina de la Autónoma de Madrid que acumula tantos premios en innovación como decepciones en su carrera. Estuvo a punto de dejarlo todo, pero ha encontrado en las redes sociales una herramienta más para ayudar.

Ante decenas de alumnos, Galán de Juana ha recomendado en Albacete que no huyan de las redes sociales, pero que aprendan y las utilicen con cabeza. Considera que un profesional de la sanidad debe tener un solo perfil en Twitter, Linkedin y Facebook, ya que de nada serviría tratar de tener una identidad personal y otra profesional. Eso sí, Twitter y Linkedin se deben reservar para temas estrictamente relacionados con el trabajo y Facebook puede ser un recurso para ambas caras, la personal y la profesional, pero con una privacidad bien gestionada.

Hernando Martínez - The Growthcoach - Business and sales coaching

Y es que un buen manejo de la privacidad permite que tú selecciones quién puede ver según qué fotografías y comentarios.

Conectad con gente, arriesgad, vais a liderar el cambio”

Un médico -recomendación extensible a cualquier trabajador del ámbito sanitario- jamás debe compartir una fotografía de un paciente o un solo dato que pueda vulnerar su confidencialidad. Debe tener claro, tal y como ha explicado Galán a sus compañeros, que uno es lo que publica, de ahí la importancia de cuidar la imagen personal, la marca.galan

El autor del blog “La navaja de Hanlon” cree que la formación puede mejorar, pero se confiesa un enamorado de su profesión. Su experiencia le lleva a recomendar a las nuevas y viejas generaciones: “Conectad con gente, arriesgad, vais a liderar el cambio”.

Él, como el profesor Nájera, que lo ha traído a Albacete, ya es un “influencer”, una persona que influye, un líder de opinión. Y es que hay casos de personajes, con más de 400.000 seguidores en Twitter, que abogan por el limón en lugar de la quimioterapia para curar el cáncer. Prueba de que la Medicina tiene mucho que decir en las redes sociales.

En opinión de este futuro galeno, las redes sociales en el mundo sanitario pueden ir más allá de la fotografía con bata, más allá del selfie. Sólo hay que preguntarse: “¿Es útil? ¿Estoy ayudando a alguien? ¿Estoy inspirando algo positivo?”

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo