ANA ROMERO · Peluquería & Belleza

Cambios en el registro de donantes de médula

El movimiento “Yo me pido vida” ha multiplicado el número de potenciales donantes de médula hasta tal punto que ha desbordado tanto a la Hermandad de Donantes de Sangre como al Banco de Sangre albaceteños. Este es el motivo, según ha confirmado el Sescam, por el que, a partir de ahora, la gestión pasa directamente a la Organización Regional de Trasplantes. Por tanto, los interesados en donar médula deben pinchar en este enlace del Sescam.

La decisión ha confundido a los interesados, que se han dirigido a Diario Sanitario para quejarse del mensaje que les salta al intentar registrarse, ya que advierte de una larga espera. No obstante, el Sescam insiste en que se trata de una comunicación automática que no se corresponde con la realidad.

En cualquiera de los casos, ahora el primer paso se ha de dar por Internet y, como los tiempos de espera dependen de la demanda, hay retraso. Si bien en un primer momento se reforzaron puntualmente las extracciones de sangre, ahora las citas se dan de forma telemática y los recursos se han visto mermados por las vacaciones de los profesionales.

Éste es el mensaje que ha llamado la atención de los interesados en entrar en el registro.

Puede ser donante cualquiera con buena salud y una edad comprendida entre los 18 y los 55 años, pero la persona que dé el paso debe meditarlo muy bien, no dejarse llevar por el impulso de un momento dado, para que, llegado el caso, no se eche atrás, ya que habrá una vida en juego.

El primer paso es tan sencillo como someterse a un análisis de sangre. Así, el voluntario pasará al registro (REDMO), donde las características de los donantes se cruzan con las de los posibles receptores. Al 95% no lo llamarán nunca; al 5% lo llamarán para un segundo estudio y, de ese mínimo porcentaje, sólo un 40% llegará a donar médula.

El Registro de Donantes de Médula debe su último acelerón a María Carrilero, una joven con leucemia quien, como hiciera el malagueño Pablo Ráez en su momento, ha recordado la importancia que tiene este gesto para salvar vidas. De hecho, ella ha recibido médula de la sangre de cordón umbilical de una madre italiana. Por tanto, quien done hoy, debe saber que es un gesto altruista, sin nombres ni apellidos, ya que su potencial receptor puede estar en cualquier punto del mundo.

Este vídeo puede ayudar a los interesados para que sepan qué supone entrar en el Registro de Donantes de Médula.

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo