ANA ROMERO · Peluquería & Belleza

El Sescam pacta con las ópticas para derivar pacientes

El médico de cabecera puede derivar al óptico y éste, a su vez, al oftalmólogo. Más de un centenar de ópticos-optometristas de Castilla-La Mancha se han reunido para mejorar los circuitos de cooperación profesional con los servicios de Oftalmología y Atención Primaria, en virtud del convenio suscrito entre el Sescam y el colegio profesional, mediante el cual se crean redes para la detección precoz de anomalías visuales y la derivación ágil para su tratamiento.

Con este acuerdo de colaboración se facilita a los pacientes que puedan realizarse pruebas optométricas, prescritas por el médico de cabecera, de forma gratuita en los establecimientos ópticos de la Comunidad Autónoma adheridos al convenio suscrito entre la Consejería de Sanidad y la delegación regional del Regional del Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas.

De esta forma, “se agilizan las consultas y pruebas diagnósticas para la evaluación del estado de agudeza visual, además de evitar desplazamientos del paciente al hospital de referencia”, tal y como ha explicado en el encuentro la directora médica de la Gerencia de Ciudad Real, Ana Sofía Yuste.

Para poder acceder a esta prestación, el paciente requiere una solicitud de derivación de su médico de familia, con la cual puede acudir a su óptico habitual para que se le realice la revisión prescrita. Posteriormente, los ópticos-optometristas entregan al paciente un informe sobre el resultado de la exploración realizada y envían una copia del mismo al facultativo que derivó al ciudadano. En el caso de que en esta exploración se aprecien alteraciones de la visión que precisen ser examinados por los servicios sanitarios del Sescam, el paciente es remitido a su centro sanitario de procedencia, para ser derivado en su caso al especialista de Oftalmología.

El convenio de colaboración implica también la aplicación práctica de medidas de conservación y promoción de la visión, por lo que el paciente puede recibir información sobre la mejora del rendimiento visual con ayudas ópticas, de técnicas de entrenamiento, reeducación, higiene visual o sobre adaptación de prótesis oculares.

Por su parte, el doctor Halaoui, jefe del servicio de Oftalmología del área de Ciudad Real, ha mostrado las novedades en técnicas diagnósticas y nuevo equipamiento con el que cuenta el Hospital General Universitario de Ciudad Real que “garantiza una respuesta inmediata mediante una prueba inocua y que se realiza en pocos segundos”.

Se trata de la tomografía de coherencia óptica (OCT) mediante la cual se realiza un estudio digital seriado de la retina y de sus distintas capas para detectar posibles anomalías. Es una prueba instantánea, de fácil realización que permite un acceso a la retina totalmente inocuo para el paciente.

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo