ANA ROMERO · Peluquería & Belleza

Encrucijada laboral en los hospitales

0497El Sescam se enfrenta a un conflicto laboral que no dejará a los hospitales de Almansa y Villarrobledo sin médicos porque los facultativos no quieren llegar a ese punto, pero la situación es complicada. Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, contra la que no cabe recurso, da la razón a la Asociación de Facultativos Especialistas de Albacete (Afesalba), por lo que 40 médicos enviados hace cuatro años a los hospitales de Almansa y Villarrobledo podrían exigir su regreso a la capital.

Si la sentencia se ejecutara por las bravas -el límite expira la semana que viene- los hospitales de Almansa y Villarrobledo perderían servicios enteros, pero Afesalba se ha entrevistado con la Gerencia albaceteña y el jueves que viene se sentará con los responsables de Recursos de Humanos del Sescam, por lo que es previsible que ambas partes lleguen a un acuerdo.

Cuando Diario Sanitario se hizo eco de este caso, Afesalba se quejaba de la falta de diálogo de los gestores anteriores y de los actuales. Hoy, la asociación se ha mostrado más esperanzada y ha ofrecido una rueda de prensa arropada por el sindicato Comisiones Obreras. Y es que, conscientes de que los pacientes no pueden pagar errores del pasado, el presidente y el vicepresidente de Afesalba, José Daniel Jiménez y Manuel García, se conforman con volver a pertenecer a Albacete y recuperar la prioridad para regresar en el momento en el que haya un hueco.

image

Un momento de la rueda de prensa celebrada hoy en el salón de actos del CAS, en el Hospital General Universitario de Albacete.

La cuestión no es tan sencilla como parece porque en Albacete se están adjudicando plazas en nombre del Plan de Estabilización de Empleo que, de acuerdo con esta nueva regla de tres, corresponderían a los cerca de 40 médicos afectados por la sentencia.

Y es que este problema se empezó a dibujar hace casi una década, con la inauguración de los hospitales de Almansa y Villarrobledo. La negativa a viajar a los nuevos centros llevó a los médicos a la huelga y fruto del acuerdo con el que se acabó el conflicto se determinó que los facultativos, aunque viajaran a Almansa y Villarrobledo, pertenecerían a Albacete, serían especialistas del Complejo Hospitalario.

Con el cambio de Gobierno, en 2012 se optó por separar la gestión. De Complejo Hospitalario se pasó a gerencias de atención integrada (GAI) en Albacete, Almansa y Villarrobledo. Afesalba sospecha que aquel paso se dio como puente a la gestión público-privada. En cualquiera de los casos, médicos que se habían ganado, por oposición, pertenecer al área de Albacete, se veían obligados a conducir dos horas al día por un cambio drástico a su situación y destino laboral.

José Daniel Jiménez y Manuel García han asegurado hoy que a lo largo de estos años han sido víctimas de persecución e intimidación. Ahora ven un cambio de actitud, pero reconocen que la solución a su problema no va a ser sencilla. Lo que tienen claro es que la batalla legal la han ganado. En su momento, tuvieron el apoyo del sindicato Comisiones Obreras que hoy conservan para abrir el proceso negociador, pero recurrieron a abogados y profesores de la Universidad de Castilla-La Mancha, como Francisco Delgado y Salvador Jiménez. La justicia les ha dado la razón, pero ahora llega el momento de buscar soluciones.

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo