ANA ROMERO · Peluquería & Belleza

Enfermería “decide” en Urgencias

El triaje en Urgencias es fundamental, ya que se trata del proceso de clasificación de los pacientes en función a la gravedad de sus síntomas y no sólo por el orden de llegada. En el Hospital de Villarrobledo, esta responsabilidad depende de enfermería. 

clasifican

Aquí se lleva a cabo la clasificación de los pacientes. Fotografía: Eugenio Retamosa

Este proceso de clasificar a los enfermos en diferentes niveles de gravedad debe ser ágil, efectivo y realizarse en poco tiempo. Al menos así lo cree María Ángeles Lado, supervisora de Urgencias y Cuidados Especiales y responsable de un sistema de clasificación del que habla con orgullo: “Los médicos del Hospital General de Villarrobledo están muy satisfechos con el eficaz funcionamiento del triaje estructurado porque gracias a él estamos identificando las necesidades de los enfermos, decidiendo sobre prioridades y tomando las primeras medidas de atención”.

Estos protocolos que se ponen en funcionamiento en cuanto el paciente llega al servicio de Urgencias humanizan la asistencia sanitaria, incidiendo en aspectos como el respeto, la amabilidad, la comunicación, el bienestar, la atención personalizada, la intimidad y la confidencialidad. “Pero es que además el triaje estructurado nos ofrece un sistema de atención homogénea y universal que favorece la asistencia eficiente, procurando aspectos como el control total del proceso asistencial, la continuidad en la asistencia, el trabajo interdisciplinar y el desarrollo profesional”, recalca la responsable del sistema.

Todo ello, además de lograr una mejora de la calidad asistencial, sirve también para introducir una nueva manera de trabajar basada en el orden y el control de los procesos. “Sin olvidar –matiza María Ángeles Lado- que permite adaptar el servicio de Urgencias a las necesidades de la población”.

La fiabilidad, eficacia, utilidad y validez del triaje en el servicio de Urgencias del Hospital General de Villarrobledo viene avalado por los 10 años que lleva en funcionamiento. El personal de Enfermería que lo dirige subraya que las ventajas son múltiples: garantiza que las necesidades de atención queden satisfechas, permite que tanto pacientes como familiares tengan acceso a información sobre exploraciones o tiempo aproximado de espera, ayuda a optimizar los recursos hospitalarios y crea un lenguaje común para todos los profesionales que atienden urgencias o emergencias.

El sistema de triaje que utiliza el servicio de Urgencias del Hospital General de Villarrobledo se basa en el modelo andorrano. Es decir, cinco niveles de priorización, normalizado y dotado de un programa informático de gestión que permite el registro de la clasificación y el control de todos los pacientes y los tiempos de actuación.

Con el objetivo de compartir conocimientos sobre este modelo de proceso y recepción de pacientes, el Hospital General de Villarrobledo imparte periódicamente unos cursos que, además de profundizar en los conocimientos sobre la materia, sirven para que el personal sanitario que se acaba de incorporar al servicio de Urgencias tenga una primera toma de contacto con este sistema que clasifica a los pacientes en cinco niveles de urgencia.

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo