ANA ROMERO · Peluquería & Belleza

Enfermería, la “chica para todo”

El Autor

Vicente Calatayud

Jefe del Servicio de Neurocirugía del Complejo Hospitalario de Albacete

Ha salido la convocatoria de las plazas de 2016 para el Sescam, eso si sale en 2017. Primero los exámenes eran para después del verano, ahora para Navidad, pero tranquilos, todos contentos, y los sindicatos más. Parece que han conseguido su objetivo, plazas, pero si somos un poco críticos deberíamos contemplar cuántas, cuántas plazas en todo el Sescam, es decir, cuántos profesionales trabajan en el Sescam desarrollando una labor necesaria, útil al sistema de Castilla-La Mancha y, sin embargo, las plazas no salen a concurso, ¿por qué? ¿Pregunta incorrecta? Nunca lo hemos entendido, ¿por qué no salen las plazas necesarias para estabilizar los puestos ocupados por profesionales que ya desempeñan esa labor?, al final la única respuesta es la económica.

Seguramente en todos los hospitales de Castilla-La Mancha el número de plazas cubiertas por personal con un contrato interino, por baja, por horas, por no sabemos en qué concepto, es superior a las plazas sacadas, pero es igual, lo importante y con lo que nos callan a todos es que han sacado 1.03o plazas, a pesar de que las deficiencias en plazas sean infinitamente mayores.

Por poner un ejemplo, no han sacado ninguna plaza de Neurocirugía. Existen tres servicios en nuestra comunidad y no todas las plazas están cubiertas por puestos que hayan salido a concurso, pero es igual, los usuarios, los que conceden el poder a los que sacan las plazas están cubiertos asistencialmente, es lo realmente importante, los contratos de los profesionales que cubren esas plazas no importan. A fin de cuentas, hay tantos en las bolsas que da igual.

Estamos en un mundo en el que es más importante el envoltorio que el contenido, y no es una frase mía.

Ahondando en la convocatoria y en las especialidades de enfermería, entramos en un terreno resbaladizo y polémico, y que seguramente levantará ampollas, pero, como ya dije en una ocasión, mi situación me permite decir lo que pienso. A fin de cuentas, en  un mes y medio habremos pasado a la historia de la Neurocirugía, de la medicina asistencial de Castilla-La Mancha.

En mi opinión, no hay interés en que la Enfermería, como colectivo, tenga especialidades, no me refiero a las enfermeras, que en particular seguro que les gustaría, me refiero al colectivo, a la asociación, a los colegios.

El hecho real es que los médicos actualmente obtienen el título de graduado en Medicina, lo que sólo les permite optar a un MIR para poder trabajar, por el contrario, cualquier estudiante de enfermería al día siguiente de conseguir su título como diplomado (¿graduado?) puede estar instrumentando en una intervención de Neurocirugía, Cirugía Torácica, Vascular, Cardiaca, o, por el contrario, estar en una planta, en una unidad de cuidados críticos, reanimación, UCI, unidad de quemados,  críticos pediátricos o sencillamente en una planta de encamación o en un servicio de urgencias, cuando salen son “chicas –o chicos- para todo”.

Pongamos que existen en enfermería especialidades en quirófano, cuidados críticos, cuidados críticos pediátricos, pediatría, diálisis, enfermera de familia. De la misma forma que existen las matronas, los enfermeros solo podrían ser contratados dentro de su especialidad, como sucede con los médicos, nadie puede trabajar fuera de su especialidad. Y esto es algo que al sistema, a los colegios, a la enfermería en su globalidad no le interesa,  la enfermería dejaría de ser “la chica para todo”, esos desajustes de plantilla, esos contratos de pocas horas, de turnos, esas historias que estamos cansados de oír en los lugares de reunión matutino, y en los cambios de turno  de enfermería no serían posibles, pero hasta que esto sea una realidad pasará mucho tiempo, es más fácil criticar que no pueden recetar, que facilitar que se creen las especialidades.

La polémica está servida. Creo en los equipos de trabajo, aunque hoy por hoy y en el sistema que nos movemos, es algo imposible, y creo que los gestores tanto de los equipos médicos con de enfermería están en contra. Podríamos mejorar la asistencia sanitaria, pero si realmente hubiera un interés político.

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo