ANA ROMERO · Peluquería & Belleza

Evitar las visitas a los hospitales, clave para controlar la gripe

Antes de tener los síntomas, el sujeto ya es contagioso, de ahí que Sanidad pida, un año más, evitar las visitas de cortesía a los hospitales para que la gripe no entre en los espacios más vulnerables. Y es que, si bien el virus es banal, puede causar graves complicaciones entre la población de riesgo, como son los enfermos crónicos y los mayores de 65 años. Este 2 de noviembre arranca una campaña de vacunación que se prolongará hasta finales de diciembre, por lo que el Grupo Coordinador de la Gripe ya está alerta para gestionar la tradicional epidemia. El virus provocó el año pasado, sólo en Albacete, 260 ingresos hospitalarios, a pesar de que la incidencia no fue alta. Nadie puede prever lo que pasará esta campaña, pero el sentido común y la vacuna son las mejores armas.

Vacunarse si está dentro del grupo de riesgo; acudir al médico de cabecera con los primeros síntomas, como fiebre alta; evitar las visitas de cortesía a enfermos o lavarse las manos son las claves para que la gripe pase sin mayores incidencias. Y es que se calcula que el 10% de la población padecerá el virus.

La gripe provocó el año pasado 260 ingresos en Albacete

Es fundamental que se vacunen mayores de 65 años, enfermos crónicos y embarazadas a partir del segundo trimestre, pero también es crucial que se inmunicen los cuidadores y por ende el personal sanitario, cuyos porcentajes de respuesta a esta invitación no llegan al 40%, de ahí que en Albacete se hayan vacunado frente a los medios de comunicación tanto la directora provincial de Sanidad, Blanca Hernández, como el director médico Alberto Sansón o la coordinadora de Enfermería, Mari Cruz Vico.

El personal sanitario también debe vacunarse

El centro de salud Zona VIII ha sido el elegido este año para presentar el inicio de la campaña de la gripe en Albacete.

Hay que tener en cuenta, como han explicado Hernández, Vico y Sansón en rueda de prensa, que este año se ha retrasado la vacunación por las inusuales altas temperaturas, ya que la vacuna funciona durante tres meses y no actúa hasta pasados 15 días de su administración. Como los picos suelen coincidir con los meses de diciembre, enero y febrero, es muy importante que la campaña maneje bien los tiempos.

La vacuna protege durante tres meses

Ante cualquier duda, ya sea sobre la vacuna o sobre la gripe, los pacientes deben dirigirse a su médico de cabecera. A partir ahora, cuando empieza la época de las infecciones respiratorias, es importante recordar que el mejor recurso no son las urgencias hospitalarias sino los centros de salud y, en su defecto, las urgencias de Atención Primaria.

La vacuna se administra en los centros de salud.

¿Quién debe vacunarse?

Los grupos técnicos del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud recomiendan vacunar a los siguientes grupos:

1. Personas mayores, preferentemente a partir de los 65 años de edad. Se hará especial énfasis en aquellas personas que conviven en instituciones cerradas.

2. Personas menores de 65 años que presentan un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe:

a. Niños (mayores de 6 meses) y adultos con enfermedades crónicas cardiovasculares (excluyendo hipertensión arterial aislada) neurológicas o pulmonares, incluyendo displasia bronco-pulmonar, fibrosis quística y asma.

b. Niños (mayores de 6 meses) y adultos con:
–  Enfermedades metabólicas, incluida diabetes mellitus.
–  Obesidad mórbida.
–  Insuficiencia renal.
–  Hemoglobinopatías y anemias.
–  Asplenia.
–  Enfermedad hepática crónica.
–  Enfermedades neuromusculares graves.
–  Inmunosupresión (incluida la originada por la infección de VIH, por fármacos o en los receptores de trasplantes).
–  Cáncer.
–  Implante coclear o en espera del mismo.
–  Trastornos y enfermedades que conllevan disfunción cognitiva: síndrome de Down, demencias y otras.

En este grupo se hará un especial énfasis en aquellas personas que precisen seguimiento médico periódico o que hayan sido hospitalizadas en el año precedente.

c. Niños y adolescentes de 6 meses a 18 años, que reciben tratamiento prolongado con ácido acetilsalicílico, por la posibilidad de desarrollar un síndrome de Reye tras la gripe.

d. Mujeres embarazadas.

3. Personas que pueden transmitir la gripe a aquellas que tienen un alto riesgo de presentar complicaciones:

  • Trabajadores de los centros, servicios y establecimientos sanitarios, tanto de atención primaria como especializada y hospitalaria, pública y privada. Se hará especial énfasis en aquellos profesionales que atienden a pacientes de algunos de los grupos de alto riesgo anteriormente descritos.
  • Trabajadores de instituciones geriátricas o en centros de atención a enfermos crónicos, especialmente los que tengan contacto continuo con personas vulnerables.
  • Estudiantes en prácticas en centros sanitarios.
  • Personas que proporcionen cuidados domiciliarios a pacientes de alto riesgo o mayores.
  • Personas que conviven en el hogar, incluidos niños mayores de 6 meses de edad, con otras que pertenecen a algunos de los grupos de alto riesgo por su condición clínica especial.

4. Otros grupos en los que se recomienda la vacunación:
Personas que trabajan en servicios públicos esenciales, con especial énfasis en los siguientes subgrupos:

  •   Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, con dependencia nacional, autonómica o local.
  •   Bomberos.
  •   Servicios de Protección Civil.
  •   Personas que trabajan en los servicios de emergencias sanitarias.
  •   Trabajadores de Instituciones Penitenciarias y de otros centros de internamiento por resolución judicial.

Trabajadores expuestos directamente a aves o a cerdos en granjas o explotaciones avícolas o porcinas y también a aves silvestres. La finalidad es reducir la oportunidad de una infección concomitante de virus humano y aviar o porcino, disminuyendo la posibilidad de recombinación o intercambio genético entre ambos virus.

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo