ANA ROMERO · Peluquería & Belleza

Éxito del primer trasplante de riñón de donante vivo

Madre e hijo se encuentran bien. La práctica totalidad del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete se puede adjudicar el éxito del primer trasplante de riñón de donante vivo de Castilla-La Mancha, un hito como lo fue en su día, hace 14 años, el primer trasplante de donante cadáver. En este caso, una madre ha conseguido que su hijo, de 18 años, se libere de la máquina de diálisis y pueda llevar, en cuestión de días, una vida normal. Ambos se encuentran en la Unidad de Cuidados Intensivos, desde donde se pueden ver a través de un cristal. Si ambas intervenciones, la extracción y el injerto, tuvieron lugar el 18 de septiembre, es previsible que el día 20 estén en planta y que los dos pacientes reciban el alta en menos de una semana. 

Veinticuatro horas después del trasplante, el jefe del Servicio de Urología, el doctor Julio Virseda, ha confirmado que la intervención ha sido un éxito de un hospital que se mantiene a la cabeza de Castilla-La Mancha. Desde Nefrología hasta Radiología, Inmunología, Cuidados Intensivos, Coordinación de Trasplantes o Urología. Más de una veintena de profesionales han estado en los dos quirófanos, pero el centro sanitario al completo ha estado pendiente.

Las intervenciones se llevaron a cabo en dos quirófanos contiguos. La extracción del riñón, por la técnica de laparoscopia, la practicó un equipo del hospital murciano Virgen de la Arrixaca en dos horas y en otras dos horas se llevó a cabo el injerto. En cuatro horas, con el mínimo sufrimiento para el riñón sano, había terminado el proceso. Es más, 24 horas después de la intervención, el joven veía cómo su nuevo riñón funcionaba a la perfección.

Para el doctor Julio Virseda, este primer caso, al que le seguirán más, supone “la máxima expresión de coordinación hospitalaria”. Y es que, si bien los pacientes pasarán a la planta de Nefrología y han sido intervenidos por Urología, han tenido que pasar revisiones por un sinfín de servicios. No se trataba sólo de comprobar la compatibilidad, también de confirmar que la madre es una persona totalmente sana que podrá vivir con un solo riñón sin complicaciones.

Este paso es fundamental para los pacientes jóvenes que están en diálisis, ya que, como la mayoría de los donantes cadáver son mayores, están al final de la cola en la lista de trasplantes. Además, hasta ahora estas intervenciones suponían la derivación al Hospital Clinic de Barcelona.

Albacete no ha querido dar el paso hasta que tuviera acreditada experiencia para que nada pudiera fallar, como ha sucedido. El primer trasplante de riñón de donante vivo llega después de más de 450 trasplantes de donante cadáver y 14 años de práctica.

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo