ANA ROMERO · Peluquería & Belleza

La Chuleta de Osler, cuando pintura y medicina se alían

Si Ramón y Cajal fue el pintor de los paisajes neuronales y Gregorio Marañón el articulista con “tinta de médico”, Augusto Saldaña, facultativo residente de Medicina de Familia en el Hospital de Requena (Valencia) y autor de “La chuleta de Osler”, es el tótem de los estudiantes de Medicina. Sus ilustraciones, a mano de cualquiera en Internet, ayudan a la memoria fotográfica de todo alumno ávido de aprender. El pincel de Saldaña, aliado con las nuevas tecnologías, es capaz de tornar en sencillo lo más complicado. Este lunes, el doctor Saldaña ha abierto en la Facultad de Medicina de Albacete el ciclo de conferencias “La Medicina en el cómic”, iniciativa de la vicedecana de Estudiantes María Del Rosario Sabariegos.

El blog de Saldaña, La Chuleta de Osler, acumula dibujos, cuadros y esquemas que pretenden ayudar al estudiante de Medicina a memorizar. Pero también son una “chuleta” para que cualquier médico trate de explicar sus dolencias al paciente. Y es que Saldaña es capaz de dar una lección de Anatomía al mismo tiempo que se atreve con patologías más complejas de explicar, como las psiquiátricas.

Su blog lleva el nombre de Sir William Osler, considerado el padre de la Medicina Interna y, como esta especialidad médica, trata de abarcarlo todo. Es el fruto de un artista autodidacta que quiso ser médico desde que tuvo uso de razón.

Numerosos de sus dibujos se han hecho virales porque la suya se ha convertido en una ayuda inestimable para los médicos que preparan el más temido de los exámenes, el de Médico Interno Residente (MIR), que decidirá su futuro tanto o más que el grado. Así, si empezó compartiendo sus bocetos en las redes sociales, pronto les tuvo que poner orden en un blog. La Chuleta de Osler, todo un fenómeno, también ha dado el salto al papel, ya que ha ilustrado el Atlas de Urgencias de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SEMFYC).

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo