ANA ROMERO · Peluquería & Belleza

La Fábrica de Harinas, espacio cardioprotegido

Es la primera delegación que da el paso. La Fábrica de Harinas, sede de la Dirección Provincial de Hacienda y Administraciones Públicas, cuenta con el primer espacio cardioprotegido de la Administración de la Junta de Comunidades en Albacete, gracias a la instalación de un desfibrilador semiautomático y un equipo capacitado de 8 empleados públicos, que se han formado para utilizarlo. Si esta semana la Universidad regional anunciaba la instalación de estos aparatos en todos sus campus, ahora da el paso la Junta. Y es que también la Diputación provincial ha anunciado pasos al respecto.

La Sociedad Española de Medicina y Seguridad en el Trabajo (SEMST) ha otorgado el certificado de espacio cardioprotegido al contar con desfibrilador homologado, distribución y señalética; además de la formación sobre este complemento de soporte vital básico, -según la normativa de la propia Comunidad Autónoma-, ejercer un mantenimiento, tanto de las baterías como de los parches, y adquirir el compromiso de la renovación al cumplirse dos años de su instalación.

Hernando Martínez - The Growthcoach - Business and sales coaching

El director provincial de Hacienda y Administraciones Públicas, Enrique Sánchez ha explicado durante la visita a este espacio cardioprotegido que el desfibrilador está ubicado frente al servicio de Atención Tributaria, próximo al salón de actos, la sala de exposiciones o el aula de formación, un espacio por donde se estima que hay una afluencia anual de 50.000 personas.

El desfibrilador externo y automático instalado en la Fábrica de Harinas cumple con el Decreto 9/2009 que regula el uso de desfibriladores semiautomático externos fuera del entorno sanitario y puede ser utilizado por profesionales sanitarios y por personas que hayan recibido formación para realizar análisis, diagnóstico y resucitación cardiopulmonar (RCPO) y tratar a víctimas de paradas cardiacas súbitas, aplicando electrodos en el tórax de la persona afectada.

El propio aparato analiza el ritmo cardiaco, y si detecta anomalía, administra un impulso eléctrico intenso en situaciones en las que el paciente está inconsciente, sin respiración normal, y sin manifestar signos de circulación.

El desfibrilador de la Dirección provincial de Hacienda y Administraciones Públicas puede ser utilizado en adultos y niños a partir de 8 años o que pesen más de 25 kilogramos, y cuenta con parches pediátricos con reducción de energía para menores de 8 años.

El propio equipo de empleados públicos capacitados en el uso del desfibrilador ha recordado que estas actuaciones cuentan posteriormente con la colaboración del personal y dispositivos del teléfono de urgencias y emergencias 112, así como de la logística del Sescam que se desplazaría hasta el lugar indicado, en un hipotético caso de parada cardiorespiratoria.

Además del director provincial, Enrique Sánchez, han estado presentes en esta visita la jefa de Servicio de Patrimonio, Josefa García; el jefe de Servicio de Atención al Contribuyente, Jesús Carrillo; el jefe de Negociado de Atención al Contribuyente, Araceli Pineda y el vigilante de seguridad, José Luis Fuster.

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo