“Los beneficios del ejercicio físico son mayores que los riesgos”

Lo que no significa que quien practique deporte esté exento de la muerte súbita, de ahí la importtancia de someterse a un reconocimiento antes de aventurarse. Así, dentro de las actividades programadas en la carpa que la Fundación BIOTYC tiene en la Feria de Albacete, la doctora María Dolores Masiá, responsable del servicio de Cardiología Deportiva del IMED Levante/Elche, ha hablado sobre “Salud cardiovascular y deporte”.

Uno de los términos que más se escuchan en relación con los sucesos fatales en el deporte es la “muerte súbita”, aquella que ocurre durante el transcurso de la actividad física o una hora después de ésta.

Por ello, se ha convertido en objetivo prioritario de los profesionales sanitarios disminuir la incidencia de esta afección, algo que depende de todos; ya sea evitando el sedentarismo y los hábitos tóxicos, con la práctica de ejercicio físico y con un reconocimiento cardiológico deportivo. A este “chequeo” la doctora Masiá le ha dado mucha importancia, siempre y cuando este reconocimiento incluya historia clínica, exploración física y electrocardiograma (ECG) realizado por expertos.

También se ha referido a los “espacios cardioprotegidos” y a la trascendencia de vigilar síntomas de alarma.

El 100% de las muertes súbitas en el deporte no se pueden prevenir, ya que las causas cardiovasculares no son las únicas presentes, pero cuantos más deportistas se sometan a revisiones médicas mejor se conocerá el funcionamiento del corazón del deportista y por tanto, menor será el número de estos accidentes.

No obstante, hay que tener presente, como ha destacado la ponente, que los beneficios del ejercicio físico para la salud son mayores que los riesgos, sobre todo el deporte “bien hecho”.

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo