ANA ROMERO · Peluquería & Belleza

Más allá de la quimioterapia

lapaz

El doctor Pérez Martínez, en el centro, con su equipo.

Atacar allí donde la quimioterapia, la radioterapia y la cirugía han fallado. En un futuro nada lejano, investigaciones como las del doctor Antonio Pérez Martínez podrían dejar los protocolos actuales obsoletos. Precisamente, él encabeza una línea de trabajo que busca alternativas a la quimioterapia en el cáncer infantil, proyecto en el que Albacete, a través de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), invertirá 150.000 euros a lo largo de los próximos tres años.

España cuenta con él, con un fuera de serie, por accidente. Tras formarse en su país, el pediatra granadino Antonio Pérez Martínez continuó su carrera en Estados Unidos y Alemania. Se convirtió en una figura tan necesaria como escasa en este país, el médico investigador, el que se mueve entre el laboratorio y la cama del paciente. Por motivos personales, regresó a España y desde 2011 está en el hospital madrileño de La Paz. Con 42 años, es profesor universitario, facultativo especialista en Pediatría y trabaja en el Área de Onco-Hematología Infantil. La AECC ha encontrado un diamante en bruto para invertir la recaudación de Albacete.

El objetivo del doctor Pérez Martínez es involucrar al sistema inmunológico, darle armas, educarlo para que ataque al cáncer, para que reconozca las células tumorales y las elimine. Éste podría ser el tratamiento del futuro para todos los tumores, pero hoy en día es el único camino para enfrentarse a aquellos casos en los que el cáncer ha vuelto a aparecer después de la quimioterapia, la radioterapia y la cirugía.

El investigador ha confirmado a Diario Sanitario que, aunque se deba huir de las falsas esperanzas, no resultaría aventurado hablar de un ensayo clínico de fase I en los próximos cinco años, ya que el tratamiento se ha probado con éxito en modelos animales donde habían fallado los tratamientos tradicionales.

Y es que el futuro está en la inmunoterapia con ingeniería celular. Es fundamental identificar al donante cuyas células tienen mayor capacidad para atacar al cáncer con el fin de que éstas se conviertan en el tratamiento que ayude al sistema inmunológico del enfermo.

Hucha

Este gesto tiene recompensas como los avances que pueda alcanzar esta línea de investigación.

La clave está en que la capacidad natural del sistema inmunitario para detectar y destruir células anormales pueda prevenir la formación de numerosos tipos de cáncer. Además, en la línea del doctor Pérez Martínez hay tres siglas fundamentales: CAR. Esta terapia consiste en extraer unas determinadas células de la sangre del paciente, las que atacan al cáncer, y modificarlas. Las proteínas CAR facilitan la unión de las células a unas proteínas específicas en la superficie de las células cancerosas, lo cual activa el ataque.

Aquí está el futuro, con una meta muy clara para la que hace falta inversión. Así, los 150.000 euros de Albacete no irán destinados a grandes remuneraciones para los investigadores sino a recursos para laboratorios y permisos. El objetivo es acortar la distancia entre el tubo de ensayo y el paciente.

Pérez Martínez estará este viernes, 25 de noviembre, en Albacete, donde está previsto que imparta una charla y asista a la cena de la Asociación Española Contra el Cáncer.

Pinche aquí para conocer los detalles del proyecto.

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo