ANA ROMERO · Peluquería & Belleza

No al cierre de capillas en hospitales

Un hospital es uno de esos lugares donde uno nunca querría verse. A muchos nos ha tocado estar allí con familiares y amigos, pasándolo mal por su salud. Una capilla es un lugar de auxilio espiritual, donde se puede realizar la práctica religiosa que a muchos nos alivia y nos da fe para seguir adelante en épocas tan duras.

Como católica, creo en el derecho a la práctica religiosa libre, y en el respeto a las creencias de los demás. Pero, resulta que el gobierno de Castilla-La Mancha, presidido por el PSOE gracias al pacto con Podemos, ha decidido que, por “razones económicas” se anula el apoyo a las capillas cristianas en los hospitales públicos de toda la comunidad.

Dejar que estas capillas cierren no es una solución posible a los problemas económicos que pueda tener Castilla-La Mancha. La religión es un apoyo muy fuerte y necesario para muchos que en este país nos ayudamos de la fe para soportar situaciones tan difíciles como las que se viven en los hospitales.

Por eso, pido al presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page (PSOE), al vicepresidente primero, José García Molina (Podemos), y al PP de CLM como partido opositor, que detengan el cierre de capillas en los hospitales públicos de Castilla-La Mancha. ¡Merecemos ser respetados por nuestras creencias religiosas!

Paz Marín (Toledo)

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo