ANA ROMERO · Peluquería & Belleza

Parto con televisión y balón suizo

Dar a luz en el Hospital de Hellín no será igual que en otros centros con más presión asistencial. Las futuras madres ya disponen de salas de dilatación con televisión, baño, balón suizo e, incluso, vinilos decorativos. La gerencia ha ganado espacio, intimidad y comodidad para las madres y los cerca de 400 niños que nacen cada año en Hellín. 

Y es que ya han terminado las obras en las salas de dilatación, preparación al parto y recuperación, que han permitido dotar a estas instalaciones de más espacio tanto para la futura madre, que gana capacidad de movimiento e intimidad, como para los profesionales sanitarios.

Sanidad ha recordado que hasta ahora las salas de dilatación contaban con unas dimensiones muy reducidas, lo que dificultaba que el desarrollo del proceso previo al parto se desarrollara en las mejores condiciones.

La reforma se ha llevado a cabo tras un estudio detallado de las necesidades, la valoración de diferentes alternativas y contando, según ha informado la gerencia del hospital en un comunicado, con la opinión de los facultativos de las áreas de Ginecología, Obstetricia, Pediatría y Anestesia, así como con las matronas y enfermeras.

Las dos salas individuales de dilatación cuentan además con baños con ducha, algo que hasta ahora no existía. También, y a petición del Servicio de Anestesia, se han instalado tomas de protóxido.

Las salas disponen de cuna térmica, carro para la preparación de la medicación y bola de parto o balón suizo, que contribuye a aliviar las molestias típicas previas al alumbramiento.

Además de estos elementos funcionales, las nuevas salas de dilatación tienen televisores y unos vinilos decorativos para hacer más agradable la estancia de las madres y sus familias.

Está comprobado que un entorno más amable ayuda durante la evolución del parto. Según los matrones del Hospital de Hellín, Pedro Manuel Escribano y Carmen Martínez, “el parto se beneficia mucho de la intimidad”. Como indica la Organización Mundial de la Salud, es recomendable facilitar la concentración de la madre, su movilidad e intimidad para un mejor alumbramiento. Y bajo estas premisas se ha emprendido esta reforma en el centro hospitalario.

El área obstétrica del Hospital de Hellín cuenta con estas dos salas de dilatación, dos paritorios y una sala de exploración ginecológica en caso de urgencias. La asistencia a la madre por parte de los profesionales sanitarios es continua y personalizada durante las 48-72 horas que suele prolongarse el proceso del parto. Para ello, la Unidad cuenta con seis matronas que el año pasado ayudaron a nacer a 395 niños.

El plan es seguir introduciendo nuevas medidas que contribuyan a humanizar la asistencia en el parto, para lo que se reformarán las instalaciones tanto de la zona de paritorios como del área de hospitalización materno-infantil para hacerlas más agradables, tal y como señala Nieves Sánchez, supervisora del Área de Pediatría.

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo