Clínica dental - Adolfo Fernández 967 047 134 Albacete

Piden más seguridad ante las agresiones en centros de salud

Se negó a “mentir” en la baja médica y el paciente le agredió. Éste es uno de los sucesos de toda una serie que no cesa en los centros de salud, donde el personal sanitario se siente desprotegido. “Una médico denuncia a cuatro pacientes”; “La emprende a martillazos contra el coche de su facultativo”; “Insultos racistas en el centro de salud” o “Golpea a su médico en la cabeza” son algunos de los últimos titulares. Desde CESM-CLM, Sindicato Médico de Castilla-La Mancha, se insiste en la necesidad de que los vigilantes jurado, botones de pánico o cámaras de seguridad se sumen a la prevención de la violencia en los centros de salud.

Sindicato Médico manifiesta nuevamente su más enérgica condena ante la agresión sufrida por una médico en el Centro de Salud de Alamín, en Guadalajara, el pasado jueves 27 de julio, y la de este domingo 6 de agosto, en el Centro de Salud de Almagro en Ciudad Real.

La agresión del jueves 27 de julio del Centro de Salud de Alamín, se ha producido, “al negarse nuestra compañera a realizar una baja por incapacidad temporal, a petición de la agresora, con una fecha que no correspondía”.

Este domingo, 6 de agosto, en el Centro de Salud de Almagro en Ciudad Real, “ha acontecido otro incidente lamentable y violento, con desperfectos, rotura en el mobiliario del centro, afortunadamente sin lesiones físicas”.

Desde CESM-CLM, sindicato mayoritario de facultativos de Castilla-La Mancha, exigen a la Administración que en el marco de un Plan General de Riesgos Laborales persiga de oficio a los agresores; disponga de asesoramiento legal, de la defensa jurídica y de la asistencia psicológica a todos los trabajadores del Sescam que sufran agresiones. “Exigimos, por tanto, herramientas ágiles y prácticas que den una respuesta jurídica inmediata ante estas situaciones”, insiste CESM en un comunicado.

En cuanto a prevención, el sindicato reclama medidas de seguridad en todos los centros de trabajo, como cámaras de seguridad, botón del pánico y la presencia de vigilancia jurada “para dar un actuación rápida ante estas situaciones”.

“Exigimos, planes y protocolos que doten a los profesionales sanitarios de nuestra Comunidad de las medidas de seguridad suficientes para poder realizar su trabajo con garantías”.

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo