ANA ROMERO · Peluquería & Belleza

Tarazona se vuelca con la investigación del huntington

El pueblo albaceteño ha decidido sumarse a los esfuerzos por potenciar la investigación de la enfermedad de Huntington. Esta patología, clasificada como rara, es un trastorno neurodegenerativo de carácter genético que, de momento, no tiene cura. Se da la circunstancia de que el pueblo albaceteño de Tarazona de La Mancha registra una incidencia de esta enfermedad por encima de lo normal, pero también da la casualidad de que una tarazonera, la biotecnóloga Ana Pilar Gómez Escribano, está dentro de uno de los grupos que investigan este tipo de enfermedades. Ella ha servido de nexo de unión para que el pueblo se vuelque. De momento, la recaudación de la carrera de la San Silvestre se destinará a esta línea de investigación del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Universitario La Fe, pero es sólo el principio, ya que empresas del pueblo también están haciendo donaciones.

Tanto ha sorprendido a los investigadores la respuesta de Tarazona de La Mancha que han grabado un vídeo de agradecimiento:

Hernando Martínez - The Growthcoach - Business and sales coaching

Gómez Escribano es la doctoranda del Grupo de Investigación en Biomedicina Molecular, Celular y Genómica, que se acreditó en el año 2010 bajo el nombre de Grupo de Investigación Traslacional en Enfermedades Neurosensoriales. Está compuesto por un total de 22 investigadores, dirigidos por el doctor José María Millán. El grupo es multidisciplinar y está formado por oftalmólogos otorrinolaringólogos, genetistas, biólogos moleculares y bioquímicos, y participa como miembro en el CIBER de Enfermedades Raras. Su objetivo es profundizar en el conocimiento de la fisiología, la genética y la clínica de las enfermedades que afectan fundamentalmente a los órganos de la visión y la audición y también neuromusculares y neurodegenerativas, buscando la aplicación inmediata de los resultados de la investigación a la práctica clínica en beneficio del paciente.

Gómez Escribano ha insistido a www.diariosanitario.com en lo orgullosa que está de su pueblo, de las empresas y del Club de Atletismo, pero también ha subrayado la importancia que tiene que los afectados por la enfermedad se sientan apoyados, que sepan que no son los únicos en el mundo y que se trata de una patología por la que se está investigando en decenas de países. De hecho, cada dos años se celebra un congreso europeo. Además, en Estados Unidos el número de casos ha aumentado tanto que ni siquiera se considera una enfermedad rara. No hay que olvidar que los afectados tienen un 50% de posibilidades de pasar el gen del huntington a sus hijos. No obstante, la clave para tratar y retrasar los síntomas o para alcanzar una cura pasa por invertir en investigación. En su caso, después de estudiar Biotecnología y doctorarse, Gómez Escribano tiene asumido que se tendrá que marchar al extranjero.

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo