ANA ROMERO · Peluquería & Belleza

Tres “ceros” para la UCI

“Bacteriemia Cero, Neumonía Cero y Resistencia Cero”. Éstas son las tres claves para reducir las infecciones hospitalarias y la diseminación de bacterias cada vez más difíciles de vencer con antibióticos. Se trata de los tres “ceros” a los que aspiran la unidades de cuidados intensivos, también conocidos bajo el anglicismo “Zero”. 

En el marco del Plan de Calidad del Sistema Nacional de Salud y desde el año 2008, las unidades de cuidados intensivos de Castilla-La Mancha trabajan en mejorar la seguridad de los pacientes a través de la implantación progresiva de estos proyectos, cuyo objetivo es la reducción de las tasas de infección asociada a la asistencia sanitaria, así como disminuir y prevenir la diseminación de bacterias multirresistentes. Se promueve así una cultura de seguridad y el establecimiento de una red a nivel regional y nacional para aplicar estas prácticas de efectividad clínica demostrada.

A través de la implantación progresiva de los proyectos “Bacteriemia Zero, Neumonía Zero y Resistencia Zero” se logran importantes resultados en salud con la disminución de infecciones en el ámbito hospitalario y, a su vez, del gasto sanitario que conllevan los recursos para tratar las complicaciones que se evitan con estos proyectos.

Unidades como la de Albacete son especialmente activas en todas las iniciativas encaminadas a mejorar la atención al paciente, poniendo especial énfasis en la humanización.

El director general de Calidad y Humanización de la Asistencia Sanitaria, Rodrigo Gutiérrez, ha mantenido recientemente una reunión de coordinación y seguimiento de los denominados Proyectos Zero para promover la seguridad del paciente en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI’s) de los hospitales de Castilla-La Mancha.

En la reunión mantenida acompañaron al director general de Calidad y Humanización de la Asistencia Sanitaria los responsables del servicio de Calidad y Seguridad del paciente, encargados de la coordinación de estos proyectos, representantes de las UCI de la región, profesionales de Medicina y Enfermería, así como responsables de seguridad del paciente en las gerencias del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam).

En el transcurso de este encuentro se expusieron los resultados conseguidos con estos proyectos, a nivel regional y en cada una de las unidades de cuidados intensivos, con una disminución de las tasas de bacteriemia relacionada con catéter venoso central y tasas de neumonía asociada a ventilación mecánica, que se sitúan por debajo de los estándares de calidad establecidos y por debajo de la media nacional. También se trató sobre las necesidades que tienen las UCI para seguir trabajando y continuar con las mejoras en el área de seguridad del paciente.

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo