ANA ROMERO · Peluquería & Belleza

Un paciente entra con una escopeta al centro de salud

Fotografía: CESM-CLM

La Policía Local y la Guardia Civil han reducido a un paciente que ha entrado con una escopeta al Centro de Salud de La Solana, según ha denunciado CESM-CLM, sindicato que exige medidas inmediatas como el botón de pánico, cámaras de seguridad y vigilantes en los centros de salud. Y es que en Castilla-La Mancha hay casos de médicos que no se atreven a regresar a su puesto de trabajo, como ha ocurrido recientemente en Hellín.

CESM insiste en un comunicado en su “más enérgica condena ante la agresión sufrida por compañeras nuestras en el Centro de Salud de La Solana (Ciudad Real)”.

La agresión se ha producido, según relata Sindicato Médico, al irrumpir un paciente con una escopeta en el centro de salud, amenazando al parecer a todo el personal. La rápida intervención de la Policía Local y de la Guardia Civil ha permitido reducir al agresor evitando daños mayores.

“Exigimos a la Administración que en el marco de un Plan General de Riesgos Laborales, se negocie de forma inmediata y se doten todos los centros sanitarios de las medidas necesarias, como el botón del pánico, cámaras de seguridad y vigilantes, para acabar con esta lacra”, subraya el comunicado de Sindicato Médico.

CESM también pide herramientas ágiles y prácticas que den una respuesta jurídica inmediata ante las agresiones, así como que el Sescam se persone en todos los casos de agresiones, aunque reconoce que “nos consta que ya han empezado a hacerlo”.

Una médico denuncia a cuatro pacientes

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo