ANA ROMERO · Peluquería & Belleza

Vida después del infarto

javierramos

Imagen de archivo de una Unidad de Cuidados Intensivos. Fotografía: Sescam

Cada cuatro minutos, el infarto se lleva una vida en España. En Castilla-La Mancha, se sitúa entre las primeras causas de muerte, pero también es verdad que los supervivientes se cuentan a cientos y tienen que aprovechar esta segunda oportunidad. En torno a 2.500 pacientes acuden cada año a los hospitales castellanomanchegos con un infarto agudo de miocardio. Recibida el alta, llega la hora de la verdad.

El paciente no debe meterse en una burbuja. Tiene que perder el miedo, pero no el respeto, a lo que le ha pasado. Toca vivir, aunque de otra manera. Aquí la Unidad de Enfermería de Cardiología tiene mucho que decir. De hecho, ha colgado unas sencillas recomendaciones en la página web del Hospital General Universitario de Albacete que todos los usuarios deberían tener en cuenta.

Y es que después de un infarto no hay que llevar una vida en reposo. Tranquila, sí, pero no exenta de ejercicio físico. Se debe caminar o montar en bicicleta dos o tres veces por semana, sin llegar a cansarse, poco a poco. Si el paciente fumaba, debe olvidarse por completo del tabaco y optar por nuevos hábitos en la alimentación, por aquellos productos considerados cardiosaludables.

Es importante tener confianza con el médico o con enfermería para resolver cualquier duda. No obstante, es básico controlar el estrés. Es decir, llevar una vida tranquila y normal. Volver a coger el coche a las cuatro o seis semanas; retomar las relaciones sexuales dos semanas después del alta; no fumar; tomar la medicación; hacer ejercicio con moderación; tomarse la tensión con la regularidad que indique el médico y, en definitiva, aprovechar esta segunda oportunidad que dan la vida y los protocolos sanitarios para cambiar.

A partir de ahora habrá que apostar fuerte por la dieta mediterránea, con abundantes cereales, verduras, legumbres y fruta. Será imprescindible reducir el consumo de sal; disminuir las comidas con carnes rojas y huevos o sustituir la leche entera siempre por desnatada. También son básicos el pescado azul y el aceite de oliva.

INFARTO DE MIOCARDIO

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo