• Más de 24 horas sin noticias de un paciente

    Los familiares se quejan de que en Urgencias del Hospital General de Albacete no se permita un acompañante por paciente

    La hija de un paciente ha escrito a Diario Sanitario para denunciar la situación de las Urgencias del Hospital Universitario de Albacete, donde la imposibilidad de acompañar a los pacientes dio lugar a que no supiera nada de su padre durante 26 horas. Pero esta queja no es la única. En las redes sociales y entre quienes esperan se repiten los mismos argumentos. ¿Pueden estar tres pacientes COVID en la misma habitación con sus acompañantes, pero en Urgencias todos se quedan solos?

    acompañante Urgencias Albacete
    • Mensajes como éste se pueden leer en las redes sociales, donde los familiares no entienden que los pacientes tengan que permanecer solos en Urgencias.

    El personal sanitario no puede hacer más

    • Trabajadores de Urgencias argumentan lo complicado de la situación. Mañanas como la de este 12 de agosto han triado a más de 200 personas. Si hubiesen entrado con acompañante, serían 400 vías respiratorias circulando en un contexto, de falta de espacio, donde se mezclan pacientes inmunodeprimidos, oncológicos, jóvenes y ancianos. Con 12 camillas y 8 sillones para decenas de pacientes, el personal sanitario hace lo que puede.

    La hija cuenta que, después de someterse diálisis, su padre sufrió un episodio de insuficiencia respiratoria. Por este motivo, desde el centro concertado con el Sescam donde lo tratan llamaron al 112.

    La familia sí que supo del trasladado del paciente hasta las Urgencias del Hospital General Universitario de Albacete. Hasta allí se trasladó la hija para saber cómo estaba su padre, así como con la intención de hablar con él para tranquilizarlo, puesto que, después de múltiples ingresos, cada vez le asustan más los traslados al hospital.

    A la hija le informaron de que efectivamente el padre estaba siendo tratado en Urgencias, pero que no podía verlo, que dejara un contacto y la llamarían. Dejó tres teléfonos y esperó. Después de varias horas sin noticias, volvió a preguntar e informó de que su padre necesitaba oxígeno así como un aparato para dormir, que si podía llevárselo. La persona que estaba en la puerta le informó de que su padre ya estaba en Observación, pendiente de ingreso, donde tenía todo lo que necesitaba. También le insistió en que ya llamarían para informar de su estado de salud.

    26 horas después, una llamada informaba del ingreso

    Finalmente, 26 horas después de la entrada en Urgencias, la familia recibió la ansiada llamada que informaba de la gravedad del paciente, que se encontraba en la Unidad de Cuidados Respiratorios Intermedios, donde sólo pueden verlo para darle la comida y la cena.

    Como esta hija, numerosos familiares se quejan del desamparo, de por qué después de más de dos años de pandemia no se permite aunque sólo sea un acompañante en Urgencias, con el fin de mitigar los temores de los pacientes, máxime si son mayores.

    Hemeroteca

    Marzo de 2020: «Sin noticias de mi padre»

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *