• Llamamiento a la calma de los neumólogos a los asmáticos

    Los pacientes asmáticos con COVID-19 no tienen mayor riesgo de ser hospitalizados y las posibilidades de acabar intubados no difieren de las del conjunto de pacientes que ingresan por COVID-19 en un hospital, según un estudio en Annals of the American Thoracic Society (ANNALATS) del que se ha hecho eco la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

    Las 3 M y las 3 C

    • Metros de distancia.
    • Manos lavadas.
    • Mascarilla.
    • Evitar lugares cerrados, concurridos y contactos cercanos.
    asmáticos COVID-19

    Aun así, los neumólogos insisten en su comunicado en que los asmáticos deben seguir extremando las medidas preventivas frente a la COVID-19 consistentes en las 3 M (metros de distancia, lavado de manos y uso de mascarilla) y 3 C (evitar lugares cerrados, concurridos y contacto cercano). Y es que las personas con enfermedades respiratorias no están exentas del uso de mascarilla, según las recomendaciones de la SEPAR.

    “Los resultados de este estudio son de interés para nuestros asmáticos, porque señalan que no tienen mayor riesgo que la población general de ser hospitalizados e intubados y, por lo tanto, pueden ayudar a disminuir la angustia de estos pacientes frente a la COVID-19. Pero no deben llevarlos a bajar la guardia, porque pueden acabar en el hospital como otros pacientes con COVID-19 y, por tanto, los neumólogos debemos recalcar que no están exentos de utilizar mascarillas, como otros pacientes con otras enfermedades respiratorias”, señala la Dra Marina Blanco Aparicio, neumóloga y coordinadora del Área de Asma de la SEPAR.

    Factores de riesgo

    Existen factores de riesgo para padecer COVID-19 grave, como son la obesidad, la hipertensión o la diabetes. Hasta ahora, el CDC (Center for Disease Control) de Estados Unidos, se asumía que las personas con asma tenían un riesgo más alto de ser hospitalizadas o de sufrir formas graves de COVID-19. Pero el escaso número de asmáticos entre los hospitalizados en muchos estudios internacionales lo ha puesto en duda y ha llevado a estudiar si este riesgo está sobreestimado.

    Por ello, el ANNALSATS ha comparado la prevalencia del asma entre los pacientes hospitalizados por COVID-19, reportada en 15 estudios procedentes de distintos países del mundo, con la prevalencia de la enfermedad en la población general y la prevalencia promedio del asma en pacientes hospitalizados por gripe en los últimos 4 años.

    La gripe

    Durante la temporada de gripe 2019- 2020, el 24,1% de las personas hospitalizadas con gripe tenían asma, siendo ligeramente superior al promedio de 4 años anteriores, de 2016-2020, en que fue del 21%. Esta prevalencia es mucho más alta que la estimación de prevalencia combinada de asma en ingresados por COVID-19 en los 15 estudios analizados, en que fue del 6,8%.

    Riesgo de intubación

    El nuevo estudio en ANNALATS también ha hecho un análisis transversal de 436 pacientes de COVID-19 ingresados en el Hospital de la Universidad de Colorado sobre la probabilidad de intubar a asmáticos frente a los no asmáticos. De todos los pacientes, el 67,2% no necesitaron intubación por la COVID-19 frente al 32,8% que sí la necesitó. Cabe destacar que respecto a este promedio de la muestra en general, los pacientes asmáticos necesitaron menos la intubación ante COVID-19: solo la necesitaron el 27,9% de los asmáticos, respecto al 72,1% que no la necesitaron.

    Los datos recopilados en este estudio muestran que no hay una asociación significativa entre el diagnóstico de asma y las mayores probabilidades de intubación en pacientes con COVID-19. De hecho, el asma no parece ser un factor de riesgo independiente para la intubación entre los pacientes hospitalizados con COVID-19.

    EPOC

    No obstante, a diferencia del asma, tener enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) sí que aumenta el riesgo de formas más graves de COVID-19 severo entre los pacientes hospitalizados.

    En cualquiera de los casos, los pacientes con asma deben seguir las mismas recomendaciones que la población general para disminuir el riesgo de contagio por COVID-19.

    Consejos para pacientes asmáticos

    • Se aconseja no suspender ni modificar ninguno de los medicamentos para el asma. Aquellos pacientes con asma controlada que dejan de utilizar el tratamiento con corticoides inhalados tienen el doble de riesgo de sufrir una exacerbación.
    • Se pueden tomar corticoides sistémicos (orales o parenterales) si los precisan.
    • Los pacientes con asma grave deben continuar la administración de fármacos biológicos. Eso sí, sería deseable la autoadministración en el domicilio.
    • El tratamiento de la crisis asmática durante la pandemia por COVID-19 no difiere del habitual.
    • Padecer asma no contraindica ninguno de los tratamientos actualmente utilizados para la infección por COVID-19.
    • Debe evitarse la utilización de nebulizadores durante las agudizaciones de asma. Los nebulizadores deben evitarse debido a que incrementan el riesgo de diseminar el virus a otros pacientes y al personal sanitario. El método de elección para la administración de fármacos inhalados son los cartuchos presurizados (MDI) acoplados a una cámara espaciadora.
    • Debe suspenderse la realización rutinaria de espirometría mientras dure la pandemia.

    Cómo proteger a los niños asmáticos

    • Si tienen la edad suficiente, asegúrese de que se les haya enseñado cómo lavarse las manos adecuadamente y evitar tocarse la boca, la nariz y los ojos con las manos sin lavar.
    • Considere medidas de distanciamiento social, como reducir las actividades fuera de la escuela y evitar eventos en los que estarán en contacto con una gran cantidad de personas.

    Mascarilla

    • Los pacientes asmáticos no están exentos de utilizar la mascarilla. El uso de mascarilla protectora para evitar el contagio del virus SARS-CoV-2 entre personas es una recomendación generalizada para toda la población incluyendo los enfermos respiratorios.

    Tabaco

    • El consumo de tabaco se ha asociado con mayor riesgo de infección por SARS-CoV2 y formas más graves de la enfermedad.

    Hemeroteca

    Servicios de Neumología, al límite

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *