• Objetivo: que las personas con asperger «encajen»

    Cada 18 de febrero, se celebra el Día Internacional del Síndrome de Asperger, fecha instaurada en 2007 para visibilizar la realidad, necesidades y capacidades de las personas con una patología que podría representar en torno a un 45-70% del colectivo con trastorno del espectro autista (TEA).

    autismo_altozano

    Una campaña: #HazEspacio, para visibilizar el asperger

    Asperger

    Para celebrar este día, la Confederación Autismo España, organización estatal que representa a las personas con TEA y sus familias, ha lanzado la campaña “#HazEspacio”, que pone el foco en el esfuerzo que hacen las personas con síndrome de Asperger por encajar en los diferentes entornos sociales.

    Por ello, la principal reivindicación de la campaña “#HazEspacio” es el reconocimiento específico del TEA, en el que se incluye el síndrome de Asperger, en los ámbitos normativo y administrativo, como un trastorno con características específicas y necesidades propias, tal y como ya está reconocido por la Comunidad Científica y la Organización Mundial de la Salud.

    En este sentido, Autismo España reivindica una mejora en el reconocimiento de las necesidades de las personas con síndrome de Asperger en los sistemas de valoración de la discapacidad y de la situación de dependencia, así como la incorporación del TEA de manera específica en la normativa española.

    Trabajo y educación

    Dos de los ámbitos en los que las personas con síndrome de Asperger sufren mayor discriminación son el laboral y el educativo. Por lo que respecta al empleo, muchas de ellas no disponen del certificado de discapacidad, lo que les dificulta solicitar adaptaciones en el puesto de trabajo y les impide ser contratadas dentro del cupo del 2% de contratos de discapacidad al que están obligadas las empresas de más de 50 trabajadores.

    Por lo que respecta al empleo público, tampoco pueden optar a las adaptaciones necesarias en los exámenes de las oposiciones. Por ello, Autismo España reclama que, aunque las personas con síndrome de Asperger no dispongan de certificado de discapacidad, se garantice la adaptación de los procesos de acceso al empleo público y el posterior apoyo en el puesto, y que se reconozca específicamente a las personas con TEA como beneficiarias de los programas de empleo con apoyo.

    Becas y ayudas

    En el ámbito de la educación, los alumnos con síndrome de Asperger, al no tener discapacidad intelectual asociada, quedan excluidos de las becas y ayudas para el alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo.

    Autismo España ha organizado hoy un acto institucional en el Defensor del Pueblo bajo el título “Derechos e igualdad de oportunidades para las personas con síndrome de Asperger”.

    También le puede interesar:

    El MIR con asperger que auguró el desastre

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *