• Cómo ha cambiado la cirugía estética

    La cirugía estética es una de las vertientes del área de la salud que mayor número de avances han recorrido durante los últimos años. Pero, ¿conoces cómo ha cambiado con el paso del tiempo?

    La cirugía estética es una de las vertientes del área de la salud que mayor número de avances han recorrido durante los últimos años

    Si tenemos que destacar una disciplina que haya experimentado un importante cambio dentro de la salud, es la cirugía estética una de las vertientes que no podemos dejar de señalar. El interés por la operación de aumento de pecho en Granada, y en otras muchas ciudades, no ha dejado de crecer durante los últimos años. Fruto de los avances tecnológicos a los que nos hemos tenido que enfrentar.

    La cirugía estética ha experimentado una notable transformación desde sus orígenes hasta convertirse en una sofisticada especialidad médica en la que la tecnología tiene un papel más que destacado. Durante todo este proceso evolutivo, no solo se identifican avances tecnológicos y científicos, sino que también tiene un gran peso el desarrollo y la adaptación de los cánones estéticos. A continuación te contamos todo lo que tienes que saber al respecto.

    El origen de la cirugía estética

    La cirugía estética está presente en nuestros días desde tiempos inmemorables, aunque manifestándose en otro tipo de formatos. En la antigua Egipto y la India ya se practicaban procedimientos básicos para corregir lesiones y deformidades. Evidentemente, no del mismo modo que en la actualidad, pero con buenos resultados si tenemos en cuenta las herramientas que tenían en esa época.

    Durante las primeras décadas, los métodos eran tan rudimentarios como peligrosos. Pero sentaron las bases de lo que tenemos actualmente. A medida que avanzaban los siglos, la cirugía estética continuó desarrollándose, especialmente durante el Renacimiento, cuando los médicos europeos comenzaron a refinar técnicas y a documentar sus procedimientos. De este modo, se logró mejorar de manera considerable la técnica a base del estudio que permitía realizar la documentación mencionada.

    ¿Es lo mismo la cirugía estética que la cirugía plástica?

    A lo largo de la evolución de la cirugía estética, en muchas ocasiones se ha confundido la misma con la cirugía plástica, fruto del desconocimiento que es habitual que tengan las personas que no están relacionadas con este campo. Sin embargo, conviene tener en cuenta que la cirugía plástica se dedica a la corrección y reconstrucción de defectos físicos causados, principalmente, por enfermedades o anomalías genéticas. Como, por ejemplo, cuando sufrimos un accidente de tráfico o estamos expuestos a una enfermedad.

    Por otro lado, la cirugía estética está 100% focalizada en mejorar la apariencia física, buscando realzar la belleza, la simetría y la proporción del cuerpo. El aumento de pechos que hemos mencionado anteriormente es un ejemplo de ello. Pero la realidad es que encontramos muchos más. Como es el caso de la rinoplastia, que sirve para mejorar la forma de la nariz o una liposucción para eliminar grasa localizada.

    Pese a que ambas disciplinas pueden ser muy similares, la diferencia clave la encontramos en la intención del procedimiento: mientras que la cirugía plástica tiene un enfoque más reconstructivo y funcional, la cirugía estética se orienta hacia la mejora visual. Además, no podemos olvidar la importancia de esta última en todo lo que tiene que ver con la autoestima, por ejemplo.

    Los últimos avances

    Llegados a este punto, es el momento de conocer algunos de los últimos avances que ha recorrido esta disciplina. La evolución tecnológica ha sido un motor fundamental en la transformación de la cirugía estética, como es habitual. Durante las últimas décadas, hemos visto una amplia variedad de avances en las técnicas utilizadas y las herramientas que se usan para llevar a cabo estas operaciones. De este modo, no solo se consiguen mejores resultados. Además, todo el contexto de la operación es muchísimo más seguro, evitando cualquier posible riesgo.

    La simulación 3D y la realidad virtual, por ejemplo, nos permiten avanzaremos a cualquier tipo de problemas. Ahora, los cirujanos pueden planificar y visualizar los resultados de los procedimientos antes de realizarlos. Los pacientes, por tanto, pueden ser testigos de cómo va a ser el resultado incluso antes de someterse a la operación.

    Un aspecto clave que también ha evolucionado mucho durante los últimos ha sido la anestesia. Que, ahora, permite procedimientos más seguros y con una recuperación más rápida. La anestesia local y la sedación consciente se han vuelto más comunes, reduciendo los riesgos asociados con la anestesia general.

    Por último, no podemos olvidar los avances que se han realizado en los materiales utilizados para llevar a cabo cada operación. Los implantes y los rellenos han mejorado en calidad y durabilidad, por lo que se han reducido los clásicos problemas que surgían como consecuencia de las incompatibilidades o los rechazos que podía provocar nuestro organismo.

    Como hemos podido comprobar, actualmente los avances que ha recorrido este campo nos permite poder someternos a todo tipo de operaciones con los mejores resultados posibles y un menor impacto en nuestra calidad de vida.

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *