• Bomberos y sanitarios, achicando agua

    Caía como si de un río se tratara. El Sescam ha asegurado en un comunicado que el Hospital Virgen de la Salud de Toledo no ha visto afectada su actividad asistencial como consecuencia de la imponente tromba de agua caída a última hora de la tarde de ayer en la ciudad y que ha provocado la entrada de agua en algunas zonas del centro sanitario.

    La rápida intervención de todo el personal del hospital presente en esos momentos en las instalaciones sanitarias, del personal de limpieza y la colaboración de los efectivos del Parque de Bomberos de la capital regional han permitido atajar en tiempo récord los efectos de las fuertes lluvias evitando que ningún paciente haya visto alterada su asistencia sanitaria.

    Las principales zonas afectadas se encuentran en el semisótano del hospital, fundamentalmente aquellas que se encuentran próximas a la rampa de urgencias. Precisamente es en esta zona donde el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha anuncia llevar a cabo en breve las obras de la acometida del drenaje de aguas pluviales para evitar inundaciones.

    El Sescam ha reiterado en el comunicado que «la actividad del hospital toledano se desarrolla con total normalidad y en estos momentos continúan las tareas de limpieza de las zonas afectadas. Desde la dirección del centro sanitario agradecen el trabajo de todo el personal que ha colaborado para solucionar cuanto antes las consecuencias de las fuertes lluvias».