• ¿Por qué aguantamos las mentiras de García-Page?

    El neurocirujano Vicente Calatayud se dirige de nuevo al presidente García-Page y a una sociedad que ve aletargada.

    El Autor

    Vicente Calatayud

    Neurocirujano

    Este año es todo diferente. Ya estamos a mitad del mes de julio. Es decir, hemos vivido ya casi siete meses de este año y no nos hemos enterado. Es como si de pronto nos hubieran quitado medio año de nuestras vidas, esas que antes teníamos, y que ahora son tan diferentes, y todo por ese animal, ese que tanto miedo le da a mi amigo Lucio, que por cierto es una bellísima persona. Está volviendo de una forma insidiosa pero segura. Camina agazapado, pero continuamente. Estamos entrando en una situación de vida frenética, porque realmente nadie sabe qué dirección tomar, pero alguna hay que tomar, porque si no el país se va al trasto, que es lo que algunas fuerzas políticas quieren.

    Menosprecio a Albacete

    Que la vida sigue y seguirá independientemente del COVID-19 es seguro, que nos tenemos que acostumbrar a vivir con él y guardar las precauciones necesarias también es seguro, sin embargo, lo que yo ya no soy capaz de entender es cómo somos capaces de aguantar una y otra vez, cómo soportamos de forma impasible las mentiras, los menosprecios a toda la sociedad de Albacete, de alguien que se dice nuestro presidente.

    Alguien que ya es manifiesto que cada vez que promete algo de cara a la sanidad de Albacete no lo cumple. Sólo tenemos que remitirnos a la hemeroteca desde 2015, pero eso ya lo saben todos los albaceteños, todos los facultativos de nuestro hospital, hasta los MIR más jóvenes, todos los enfermeros, todos los celadores, en definitiva y por concretar, todos aquellos que trabajan en nuestro hospital.

    Es curioso. Somos capaces de escandalizarnos, de montar manifestaciones por cosas que pasan a miles de kilómetros de nuestra ciudad, pero somos incapaces de manifestarnos enérgicamente, de plantarle cara a alguien que abiertamente nos ningunea, y lo hace descaradamente.

    Somos incapaces de decirle abiertamente que es persona non grata cuando ha menospreciado abiertamente a los profesionales de la docencia, a los profesionales de la sanidad y a tantos otros que han hecho que esta situación sea más llevadera.

    Es impresionante cómo nos engaña semejante personaje, que, si hiciéramos gala y caso de las palabras del vicepresidente segundo del gobierno de normalizar el insulto, podríamos llamarle de cualquier forma.

    Una sociedad aletargada

    Lo más triste es la falta de respuesta de la sociedad en la que vivimos que está aletargada, que les consiente a todos aquellos que la maltrata los beneplácitos que les niega a los que lucha por ella.

    En fin, señores pacientes, ciudadanos, las listas de espera en todos los conceptos seguirán creciendo, seguirán aumentando, por el COVID19 y por falta de planificación, después no se quejen, ustedes consienten lo que les parece justo, oportuno, en definitiva son los que deciden. Pero algo está claro: luego no se quejen.En definitiva, tienen lo que quieren y, ¿porque no decirlo?, lo que se merecen, de lo contrario se quejarían de verdad.

    Que disfruten con responsabilidad de sus vacaciones.

    El Ayuntamiento de Albacete reprueba a García-Page

    Nueva llamada de atención de 276 médicos a García-Page

    Siete sindicatos dicen que Page miente sobre Albacete

    La protesta que no prosperó

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *