• «Este país no puede soportar más muertes»

    El patinador olímpico, Javier Fernández, protagoniza la nueva campaña de la DGT. Es el primer patinador en pisar el Palacio de Hielo de Madrid tras haber servido como morgue durante la crisis sanitaria del COVID-19. Desde allí, la DGT quiere lanzar un mensaje a todos aquellos que vayan a conducir estos días: “Este país no puede soportar más muertes”.

    La DGT vuelve a impresionar con su campaña.

    Impresionante campaña de la DGT en el Palacio de Hielo, la morgue del coronavirus

    Aunque el año pasado se produjo un descenso en el número de muertos, no se debe olvidar que durante el año 2019 se produjeron en vías interurbanas 1.007 accidentes mortales, en los que fallecieron 1.098 personas y otras 4.395 requirieron ingreso hospitalario.

    Y es que durante el verano del año pasado fallecieron 215 personas en accidentes de tráfico (117 fallecidos en julio y 98 en agosto) y 891 resultaron heridos graves. Fue el verano con menos fallecidos desde que se dispone de estadística, por lo que el objetivo es rebajar esas cifras.

    Radiografía de la siniestralidad

    • 7 de cada 10 fallecidos se produjeron en accidentes mortales que tuvieron lugar en carreteras convencionales, es decir, aquellas vías que no tienen separación de sentidos de circulación. Por tanto, atención a los viajes cortos por estas carreteras que es donde los conductores tienen que extremar la prudencia y la DGT reforzará la vigilancia.
    • Casi la mitad de los accidentes mortales (45%) fueron salida de la vía. Detrás de este tipo de accidentes suele estar una velocidad excesiva y/o alguna distracción.
    • El 43% de los fallecidos durante el verano fueron vulnerables. En 2010 representaban el 30%. Por tanto, un doble mensaje:
      • Llamamiento a los conductores de los vehículos de cuatro ruedas, (que son los que generan el riesgo) para que respeten al resto de usuarios de la vía.
      • Llamamiento a motoristas, ciclistas y peatones para extremar la precaución al ser los más vulnerables.
    • Uso del cinturón y del casco. El verano pasado 7 de los 10 ciclistas fallecidos no usaban el casco. Tampoco 4 de los 69 motoristas fallecidos, ni 23 de los fallecidos que viajaban en turismo o furgoneta hacían uso del cinturón de seguridad. El cinturón de seguridad es el dispositivo que más vidas ha salvado.
    • La franja horaria con mayor concentración de accidentes es después de comer (36% de los accidentes mortales entre las 14:00 y las 20:00 horas).

    Datos preocupantes

    Además de estos parámetros, a la DGT le sigue preocupando:

    • Los usuarios de moto, al ser el único medio de desplazamiento que nos disminuye su siniestralidad. Fabricantes, asociaciones de motoristas, la Guardia Civil de tráfico y la DGT están trabajando para proponer medidas que reduzcan la accidentalidad de este colectivo.
    • El alcohol y la conducción. El 24% de las autopsias realizadas a conductores fallecidos presentaban altas tasas de alcohol en sangre. El mensaje es sencillo: si bebes no conduzcas y si alguien de los que está contigo ha bebido, es tu responsabilidad no dejarle conducir.
    • La velocidad: Después de tres meses sin conducir, atención a la conducción impulsiva y a la velocidad excesiva. No se puede confundir la libertad con la velocidad. No vale la pena arriesgar.

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *