• La carrera profesional no dará un paso en firme hasta 2023

    Para que los trabajadores del Servicio de Salud (Sescam) recuperen la carrera profesional hace falta un presupuesto que, hasta 2023, no estará disponible. Así se ha visto en la primera de las reuniones entre el Sescam y los sindicatos.

    carrera profesional sescam 2023
    Imagen de archivo de una de las últimas protestas reclamando la carrera profesional.

    Empiezan las reuniones en torno a la carrera profesional

    El Gobierno de Castilla-La Mancha y los representantes de los trabajadores de la Mesa Sectorial (SATSE, CEMS, CSIF, USICAM, USAE, CCOO y UGT) del sistema sanitario público regional han celebrado esta semana la primera reunión que supone el pistoletazo de salida del proceso de negociación para la recuperación de la carrera profesional en el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) bloqueada desde 2012.

    En este sentido, en la reunión ha quedado patente la existencia de varios aspectos en los que ya existe acuerdo para iniciar con garantías de éxito este proceso participativo, entre ellos el objetivo de incluir la correspondiente dotación presupuestaria para este fin en el ejercicio de 2023.

    Asimismo, ambas partes coinciden en la necesidad de que el acuerdo sobre carrera profesional abarque a todos los trabajadores, incluidos todos aquellos que están viendo reconocido su derecho a través de la más reciente jurisprudencia. Asimismo, hay consenso en que se reconozca todo el periodo en el que ha estado bloqueada para nuevos grados.

    A partir de este momento, se abre una fase de trabajo para analizar cuestiones relacionadas con la seguridad jurídica, la sostenibilidad presupuestaria, la estrategia que debe perseguir el modelo de carrera profesional, así como su integralidad y homogeneidad. La próxima reunión se celebrará el próximo 2 de diciembre conforme al calendario alcanzado en esta primera reunión.

    Un momento de la reunión entre la directora gerente del Sescam, el director general de Recursos Humanos y los sindicatos.

    Pérdida de poder adquisitivo

    Paralizada desde 2012, la carrera profesional discrimina entre los trabajadores que entraron al Sescam antes de su congelación y los que llegaron después. De hecho, hay quien la cobra y quien no la ha visto nunca en su nómina.

    El sistema de carrera profesional permitía la obtención de sucesivos grados. En licenciados y diplomados sanitarios, el Grado I se alcanzaba a los 5 años, el Grado II a los 10 años, el Grado III a los 16 años y el Grado IV a los 23 años; mientras que para el personal sanitario de FP y el de gestión y servicios era Grado I a los 5 años, Grado II a los 10 años, Grado III a los 17 años y Grado IV a los 24 años. A modo de ejemplo, las cuantías actuales por grado reconocido oscilan entre los 764 euros para un celador a los 3.272 euros al año para los médicos.

    2 comentarios

    1. La carrera profesional debe existir por ley y este gobierno lo incumple. Y da igual, ya han dicho que en la próxima campaña electoral volverán a prometernos que recuperaremos nuestros derechos. Y nos engañarán de nuevo.
      Quienes tenemos 60 años cobramos menos que lo que cobraban hace 10 años los compañeros que tenían entonces 60 años. Es así de claro y así de penoso. Y hablo de sueldo nominal, si contamos la inflación es para llorar.
      Esto es el gobierno de que tenemos: un hospital insuficiente, una dirección que ya se ha rendido y sueldos en declive.
      No es de extrañar que los residentes busquen otras oportunidades cuando concluyen su formación.

    2. PATADA A SEGUIR.

      En rugby en las situaciones apuradas puede patearse el balón hacia adelante y confiar en que salga bien o al menos avanzar unos metros.
      La gerente del SESCAM ya ha conseguido esos metros, un año de tranquilidad. Los trabajadores no tenemos nada mas que promesas para finales de legislatura.
      Ya son dos legislaturas del PSOE sin reconocimiento de derechos. No es poco para quien alardea de defender la sanidad pública y dejará tras de sí listas de espera interminables, profesionales mal pagados y un permanente flujo de familias que contratan un seguro privado. La sanidad privada es el mayor beneficiario de la gestión socialista.

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *