• Carta abierta a Íñigo Cortázar y Regina Leal

    Trabajadores contratados, «en función de la pandemia«, se encuentran con que el Sescam los despedirá el 30 de septiembre, motivo por el que se dirigen en una carta a la directora gerente del Sescam, Regina Leal, y al director general de Recursos Humanos, Íñigo Cortázar.

    carta Cortázar Regina Leal
    carta Cortázar Regina Leal
    Imagen de uno de los contratos.

    En primer lugar, queremos presentarnos. Conformamos un colectivo de profesionales del Sescam que, previa selección por los cauces legales oportunos y con motivo de la crisis sanitaria derivada de la pandemia generada por el COVID-19, fuimos objeto de nombramiento como personal estatutario de carácter eventual, al amparo de lo establecido en el Art. 9.3 de la Ley 55/2003, bajo la siguiente razón o motivo:

    “SARS COV2 acumulo de tareas, cobertura dentro del protocolo abierto para el Plan de contingencia del Covid-19- Resolución de la Directora Gerente del Sescam de 05/03/2020, con finalización en función de la pandemia”.

    Como reza en el nombramiento, tiene una duración “no determinada”, la misma está supeditada a la subsistencia de la necesidad que lo motivó.

    Es obvio que las personas que conformamos este colectivo también tenemos la necesidad del trabajo que desarrollamos en el Sescam, cuyos ingresos que nos reporta son esenciales y en muchos casos fundamentales para la mantenimiento digno de nuestras familias. No tenemos menos necesidad de esos ingresos que los que puedan tener otros trabajadores del Sescam.

    En los momentos más críticos de la crisis sanitaria que asola nuestro país con motivo del COVID-19, aceptamos ocupar los puestos de trabajo que se nos ofrecían, en situaciones incluso de riesgo para nuestras personas, para nuestra salud y la de nuestros familiares.

    Trabajamos porque otros renunciaron

    Muchos otros profesionales rechazaron los trabajos que se les ofrecían por temor o por las razones, sin duda legítimas, que les pudieran asistir. No obstante, muchas de esas renuncias encadenadas de personas mejor posicionadas en la Bolsa de Trabajo correspondiente tuvieron como efecto cierto en el hecho de que se llegara a nuestra selección para los puestos de trabajo que actualmente ocupamos, de forma legítima y legal, ostentando los méritos y la capacitación necesaria y suficiente para el ejercicio de nuestro trabajo, pues de otra manera no hubiera sido posible nuestra contratación.

    En principio, como así consta en nuestro nombramiento, la duración de éstos lo debe ser durante el tiempo que se mantenga la situación de crisis sanitaria en ciernes, habiéndose barajado por el Sescam que al menos esta situación se alargaría hasta finales del presente año 2020.

    El Sescam ha decidido cesarnos de manera indiscriminada

    Sin embargo y para nuestra desagradable sorpresa, vemos que se ha decidido por el Sescam cesarnos de una manera indiscriminada, con fecha del próximo 30 de septiembre, todo ello para, según las normas de actuación dictadas por la Dirección General de Recursos Humanos, realizar “nuevos nombramientos” bajo el mismo motivo “crisis sanitaria derivada del COVID 19”, siendo así que para realizar esos nuevos nombramientos se acudiría a la lista de selección del personal temporal.

    Tal decisión tiene como efecto inmediato el hecho de que la mayor parte de las personas que componemos el colectivo que suscribimos el presente documento no tendremos posibilidad alguna de ser nombradas con este proceder, dado la posición que mantenemos en la referida bolsa de trabajo.

    La crisis sanitaria no ha terminado, empeora

    Las propias instrucciones de actuación de las que hemos tomado conocimiento dejan bien claro dos cosas:

    a) Se mantiene la necesidad que da cobertura a nuestros nombramientos, legítimos y regulares, por la necesidad de conjugar la recuperación de la normalidad asistencial y la adopción de medidas de control epidemiológico, de vigilancia y alerta ante un posible empeoramiento de las condiciones epidemiológicas, empeoramiento que claramente se está produciendo a la vista de los últimos datos sobre infectados, ingresados y fallecidos que facilita diariamente el Ministerio de Sanidad.

    b) Que dicha necesidad se extenderá, al menos, hasta el próximo 31 de diciembre de 2020.

    En tales circunstancias, expresadas sin ambigüedad alguna por la Dirección de Recursos Humanos en las instrucciones dictadas, no resulta, a nuestro modo de ver, ajustado a derecho el que se resuelvan nuestros nombramientos el próximo 30 de septiembre, cuando la causa de los mismos mantiene su vigencia y todo ello para nombrar a otras personas que harán las mismas funciones que venimos realizando los componentes de este colectivo.

    Hasta el 30 de septiembre

    Las personas a las que se acudirá a partir del 1 de octubre para que nos sustituyan si somos cesadas no tiene mayor mérito, ni mejor derecho que las que conformamos el colectivo que suscribimos el presente documento, ni existe causa o razón para la acción que pretende el Sescam que a la postre resulta enormemente injusta, pues se estará privilegiando en muchos de esos casos a personas que decidieron, sin duda bajo razones legítimas, no aceptar los trabajos que les ofrecía el Sescam en los momento más álgidos de la crisis sanitaria, frente aquellas personas que, aún a riesgo de su salud y la de sus familias, aceptaron el llamamiento del Sescam.

    Despedirán a personas que se han curtido en la lucha contra el COVID-19

    Por último, se estará sustituyendo, a nuestro juicio de forma ilegítima, a personas que se han curtido en el enfrentamiento a la crisis sanitaria, logrando una experiencia excepcional y específica en la lucha contra el COVID-19, enfermedad infecciosa inédita hasta hace unos pocos meses en el mundo, por personas con nula experiencia en el tratamiento de dicha infección.

    Es por ello que le rogamos de forma respetuosa y encarecida que proceda a revisar la decisión adoptada y como consecuencia de ello mantenga nuestros nombramientos en tanto sea necesario para combatir el COVID, cuando menos hasta el 31 de Diciembre de 2020.

    Hemeroteca

    El Sescam fecha el final de la crisis sanitaria: 31 de julio

    Los contratos COVID del Sescam, en el aire

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *