• «¿La poca humanidad que quedaba se ha esfumado?»

    ¿Quién dijo que de esta pandemia íbamos a salir mejores personas? ¿Más humanos? ¿Más sensibilizados? Con todo el dolor de mi corazón siento decir que está siendo todo lo contrario.

    Buzón del lector de Diario Sanitario

    carta humanidad
    Imagen de archivo del brazo al Hospital General Universitario de Albacete.

    En una clínica privada del centro

    He sido testigo de lo inhumano que puede llegar a ser el ser humano. Todo ha ocurrido en una clínica privada en pleno centro de Albacete. Una chica estaba realizando en la puerta del centro un triaje a pacientes, algo protocolario después de la terrible pandemia de la que todavía no hemos salido.

    Pues bien, la chica, con toda su educación, le ha pedido a un señor que por favor aguardase en la cola manteniendo la distancia de seguridad, ya que toman la temperatura y te hacen una breve entrevista por si presentas síntomas activar un protocolo. O para distribuir a los pacientes de manera ordenada y si aglomeraciones.

    Pues este señor, sin motivo ninguno, se ha sentido molesto y ha empezado a faltarle el respeto diciéndole cosas como “no sabes con quien estás hablando”; “donde habrás estudiado para que te hayan contratado” y demás faltas de respeto a voz en grito que esta chica ha intentado esquivar con la mayor educación posible.

    ¿Que está pasando? ¿Se ha olvidado ya todo? ¿No nos damos cuenta que lo que están haciendo lo hacen por nuestro bien? Por protegernos como llevan haciendo desde que empezó esta pandemia.

    ¿La poca humanidad y comprensión que quedaba se ha esfumado durante el confinamiento?

    Esta tremenda falta de respeto que he presenciado esta tarde hacia una sanitaria me parece una gran desfachatez después de lo que han hecho y siguen haciendo por nosotros, por nuestra salud y la de nuestras familia.

    No es tan difícil mantener la distancia de seguridad. Si podemos valernos por nosotros mismos no debemos entrar acompañados a los centros sanitarios. Y, por favor, hemos de seguir las recomendaciones del personal sanitario, son ellos los que nos guían, nos cuidan y nos protegen.

    Tengamos respeto, empatía y humanidad.

    Alicia S. (usuaria de seguro privado)

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *