• Castilla-La Mancha sostiene el exceso de mortalidad

    Si España ha vuelto a la normalidad, ¿por qué hay un exceso de mortalidad mayor incluso que en 2021? Desde 2020 mueren más españoles de la cuenta y, si en 2020 tenían detrás a un claro culpable, en 2022 surgen las dudas. El Ministerio de Sanidad ya ha dicho que no va a indagar y expertos como el neurólogo Tomás Segura piden que se analicen al menos tres hipótesis. El caso es que en 2022 España ya arrastra un exceso de mortalidad de 32.275 personas, más que la población de Hellín. En Castilla-La Mancha, han muerto en este periodo 1.212 personas más de lo esperado.

    Castilla-la mancha exceso mortalidad
    Tablas del exceso de mortalidad en Castilla-La Mancha.
    La región ya ha registrado 1.212 muertes más de las esperadas
    Tablas nacionales.

    Este 2022 ya está cerca de duplicar el exceso de mortalidad de 2021

    El MoMo es el sistema de monitorización de la mortalidad diaria por todas las causas (MoMo). Lo desarrolló el Ministerio de Sanidad en 2004, en el marco del «Plan de acciones preventivas contra los efectos de las temperaturas excesivas», para reducir el impacto sobre la salud de la población como consecuencia del exceso de temperatura. Sin embargo, este sistema fue el que dio la voz de alarma en 2020. Y es que el objetivo de MoMo es identificar las desviaciones de mortalidad diaria observada con respecto a la esperada según las series históricas de mortalidad.

    Así, sabemos que en España murieron en 2020 68.172 personas más de las esperadas y que en 2021 fueron 24.490. Lo que llama la atención es que en 2022, sin que haya terminado el año y con la población vacunada en un escenario de ‘normalidad’, el exceso de mortalidad es ya de 32.275 personas, más que en todo el año pasado.

    En 2020, Castilla-La Mancha registró 6.645 muertes más de las previsibles

    En el caso de Castilla-La Mancha, el exceso de mortalidad en 2020 fue de 6.645 personas, cifra que bajó a 797 en 2021. Sin embargo, 2022 sorprende de nuevo con 1.212 muertes más de las previstas. Aquí se ve que las olas de calor matan, pero también queda patente que hay otras causas por aclarar. De hecho, el Dr Segura insistía a Diario Sanitario que si se demostrara su hipótesis, del aumento de ictus e infartos como secuela del COVID, se podrían tomar medidas preventivas.

    Según los datos del Ministerio de Sanidad, el COVID habría matado a 115.239 personas en España desde 2020, 7.925 de ellas en Castilla-La Mancha. Las listas de espera, con las consiguientes dificultades para acceder a la atención médica, también entrarían dentro de las hipótesis para explicar estos excesos de mortalidad.

    3 comentarios

    1. Alberto Alfaro Torres

      ¿Y no se baraja la posibilidad que las mal llamadas vacunas del COVID-19 (realmente son terapia génica basada en la tecnología de ARNmensajero) puedan ser el causante de este exceso de muertes en un país que lidera en Europa el número de ciudadanos vacunados con pautas completas?

    2. Eso es lo grave, del 2019 a esta parte solo puede haber dos causas del exceso de muertes, los efectos del COVID o las vacunas, y el hecho de que nadie de la posibilidad de las vacunas es lo que asusta.
      También dijeron hasta la saciedad que la vacunación paraba la transmisión y pfizer ante el Parlamento europeo ya ha reconocido que nunca hubo ningún estudio que avalara eso, que tuvieron que actuar con rapidez y claro…
      Todo se basó en una mentirá.
      Y esto de los efectos de las vacunas saldrán, pero más adelante, y mientras ellos se forran la gente padeciendo sus consecuencias

    3. Lo de peor de todo es que los mismos catedráticos de salud pública que decían que nos vacunáramos, y que se dedican a estudiar la mortalidad estén callados y no quieran investigar esta masacre. De vergüenza.

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *