• Castilla-La Mancha mantiene el ‘riesgo medio’ por COVID

    Si el 1 de febrero Castilla-La Mancha tenía una incidencia de 1.127 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes a 14 días, los últimos datos apuntan a 135, lo que supone pasar de riesgo extremo y alto a medio. Es más, a este ritmo, el bajo riesgo ha dejado de ser una quimera. De hecho, los últimos datos por municipios sitúan a dos capitales de provincia fuera del riesgo extremo.

    • 21 de diciembre: incidencia acumulada de 277 casos a 14 días por 100.000 habitantes.
    • 18 de enero: 1.006 casos.
    • 1 de febrero: 1.127 casos.
    • 4 de febrero: 981 casos.
    • 19 de febrero: 239 casos.
    • 22 de febrero: 186 casos.
    • 23 de febrero: 164 casos.
    • 24 de febrero: 146, 8 casos.
    • 25 de febrero: 135,5 casos.
    • 26 de febrero: 119.59 casos.
    abrazo hospital general Albacete

    Mejoran todos los indicadores

    La mejoría no cesa en Castilla-La Mancha, que alcanza el riesgo medio, en lo que a incidencia se refiere. Mientras tanto, la práctica totalidad de las residencias de ancianos están inmunizadas con la vacuna, que llegará en abril a todos los mayores de 70 años. Y es que una de las claves es frenar la alta mortalidad, ya que la última ola ha costado más de 1.200 vidas.

    La región, que se cerró al resto de España el 7 de enero, que ha cerrado municipios del 19 de enero al 12 de febrero, abre a cámara lenta sin que, de momento, cambie una evolución en positivo.

    Incluso las UCI, que era uno de los indicadores que Castilla-La Mancha no acababa de doblegar, ya sostienen más de dos semanas de mejoría.

    • Se mantiene el cierre perimetral regional.
    • Se mantiene el toque de queda de 22,00 horas a 7 de la mañana.
    • El 96% de la región desescalaba este domingo, 21 de febrero, a medidas de Nivel 2.
    • Se abren las residencias de ancianos con restricciones.

    Ahora la clave está en que la rebaja de medidas del 12 y el 20 de febrero no cambie una tendencia que lleva a la mejoría en indicadores como los nuevos contagios o la presión hospitalaria.

    El talón de Aquiles está en el control de las nuevas cepas y las vacunaciones que, si bien avanzan, aún denotan la falta de dosis para acelerar. Así, desde que el 27 de diciembre se administrara la primera vacuna, sólo el 3% de la población de Castilla-La Mancha ha recibido las dos dosis necesarias para considerarlas inmunizadas.

    Situación del coronavirus en Castilla-La Mancha

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *