Celiacos, ocho años sin ayudas

En 2007, la Asociación de Celiacos de Castilla-La Mancha lograba un hito, una subvención de 300 euros anuales para tratar de compensar el incremento de precio de los alimentos sin gluten. Durante cuatro años, hasta 2010, el diagnóstico era suficiente para acceder a esta ayuda. Sin embargo, en 2011 se retiró y, desde entonces, el celiaco en Castilla-La Mancha tiene que asumir, sin apoyo alguno, una cesta de la compra que se encarece en más de 1.200 euros anuales por el hecho de sufrir intolerancia al gluten.

El Gobierno regional anunciaba este verano la recuperación de las ayudas directas a los celiacos, contando con que beneficiarían a unas 3.000 personas. Sin embargo, en la actualidad, los afectados siguen igual que hace ocho años.

La Asociación de Celiacos de Castilla-La Mancha (ACCLM) advierte de que uno de cada cien castellanomanchegos sufre intolerancia al gluten, pero la mayoría no es consciente de ello porque sólo un 25% de los afectados está diagnosticado. Lo único que pueden hacer estos pacientes es evitar por todos los medios la ingesta de gluten, ya que no hay tratamiento que los haga tolerantes.

CLINICA BAVIERA

La situación del celiaco ha mejorado porque cada vez hay más productos y establecimientos seguros. Sin embargo, a la hora de hacer la compra y de cocinar el celiaco necesita más tiempo y más presupuesto. Debe mirar el etiquetado con lupa y asumir que si a una persona sana una barra de pan le cuesta menos de 40 céntimos, a él le costará más de dos euros.

Los productos libres de gluten, proteína que no toleran los celiacos, aún son más caros que el resto, pero cada vez es más fácil acceder a ellos con seguridad. Mercadona, El Corte Inglés, Supercor, Alcampo o Eroski figuran en la lista de puntos de venta seguros que elabora la Asociación de Celiacos. Todos ellos cuentan con una gama cada vez mayor de productos.

Así lo ha recordado María José Sevilla, celiaca y administrativa de la asociación, quien, también como madre, advierte que las listas de espera son otro hándicap, sobre todo en el caso de las endoscopias infantiles. No obstante, según las cifras “oficiales” del Sescam para esta técnica la espera en una provincia como Albacete era de 20 días en diciembre.

Cabe recordar que la enfermedad celíaca (EC) es un intolerancia permanente al gluten del trigo, cebada, centeno y probablemente avena que se presenta en individuos genéticamente predispuestos, caracterizada por una reacción inflamatoria, de base inmune, en la mucosa del intestino delgado que dificulta la absorción de macro y micronutrientes.

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo
Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

Suscribete a nuestro newsletter

Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

Te has suscrito satisfactoriamente!