• promoción nuevo mini
  • Amenazas en el Centro de Especialidades de Albacete

    La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denuncia la falta de seguridad que padecen los profesionales del Centro de Especialidades del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete y reclama la incorporación de personal de vigilancia.

    centro especialidades albacete
    Imagen de archivo del interior del Centro de Especialidades de Albacete, situado junto al centro de salud zona 8.

    CSIF reclama seguridad en un espacio, de 5.600 metros, donde se han registrado intentos de agresión y robos

    Los trabajadores de este Centro, de 5.600 metros cuadrados y más de 40 consultas médicas, se enfrentan a situaciones comprometidas y muy graves, entre las que se encuentran las amenazas, intentos de agresión y robos. La responsable del Sector de Sanidad de CSIF Albacete, Silvia Crusat, subraya que «la Administración tiene que tomar medidas incorporando personal de vigilancia, no se les puede abandonar de esta forma».

    Además, los baños no cuentan con pasadores para cerrar las puertas, lo que ha ocasionado situaciones intimidantes. Asimismo, el acceso a las zonas privadas de los trabajadores están abiertas y cualquier persona puede entrar a las mismas, lo que podría solucionarse con lector de tarjetas para impedir el acceso a todo personal ajeno.

    Averías desde el 12 de septiembre

    A ello se añade que el SITAS, sistema de llamamiento de los pacientes, no funciona desde el 12 de septiembre; en enero se habilitó, pero sólo funcionó dos días. Para Crusat, «esto no sólo implica problemas de gestión en las consultas, sino también de inseguridad para los profesionales que reciben protestas, no siempre amables, porque al llamar a los pacientes por su nombre se quejan, como es lógico, de falta a su intimidad. Es que se está incumpliendo la Ley de Protección de Datos».

    Desde CSIF se lamenta que esta situación que afecta al Centro de Especialidades es extensible a toda la red sanitaria del Sescam, donde se ha producido «un aumento considerable de agresiones e insultos diarios a profesionales a raíz de la pandemia. No se puede pasar de los aplausos a los insultos y amenazas. No queremos aplausos, sino respeto y condiciones de trabajo dignas», por ello pedimos la «la incorporación de personal de seguridad en todos los centros para prevenir las agresiones y amenazas», sostiene Crusat.

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *