• Los hospitales del Sescam ultiman el cierre de camas

    Los hospitales del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), como los del resto de España, ultiman ahora el cierre de camas de cara al verano. De hecho, en Albacete los profesionales sanitarios denuncian que ese ‘bloqueo’ ya ha empezado. SATSE asegura que en Castilla-La Mancha el cierre previsto afecta a 192 camas: Albacete, 38 camas; Ciudad Real, 72; Cuenca no cierra, Guadalajara, 30 y Toledo, 52.

    Los hospitales del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) ultiman ahora el cierre de camas de cara al verano.

    SATSE calcula que en Castilla-La Mancha se cerrarán 192 camas

    En total, los hospitales españoles contarán este verano con más de 10.400 camas menos en funcionamiento por el cierre que un año más han previsto las consejerías de Sanidad aprovechando el periodo estival.

    Según los datos recabados por el Sindicato de Enfermería, SATSE, en las diferentes comunidades autónomas, el cierre previsto es de, al menos, 10.463 camas. Por lo que respecta a Castilla-La Mancha el cierre previsto afecta a 192 camas (Albacete, 38 camas; Ciudad Real, 72; Cuenca no cierra, Guadalajara, 30 y Toledo, 52).

    La comunidad de Madrid es la única autonomía que no ha dado los datos de este año, siendo el pasado año unas 1.800 las camas cerradas.

    Una vez superada la pandemia del Covid-19, la tendencia es ascendente ya que en 2022 fueron 8.594 las camas cerradas en el conjunto del Estado, mientras que el pasado año fueron un total de 9.809, y en 2024, 10.463, aún sin los datos de Madrid.

    Se trata de una cifra global “a la baja”, ya que en distintos centros y servicios no han querido facilitar los datos, argumentando que dependerá de la evolución futura de la situación. Al respecto, SATSE denuncia las dificultades existentes todos los años para conseguir una información que es de interés general.

    El cierre programado y progresivo de camas disponibles para el conjunto es la población es una práctica habitual de todas las administraciones sanitarias en los meses de verano, al igual que la suspensión de cientos de consultas externas, pruebas diagnósticas e intervenciones quirúrgicas en todos los hospitales y otros centros sanitarios públicos.

    Cierres

    Por comunidades autónomas, en Andalucía se cerrarán 2.500 camas; 2.079 camas en Cataluña, y en Comunidad Valenciana son 1.002 camas. Un total de 974 en Euskadi; 784 en Galicia; en Extremadura, 617 camas y 600 en Aragón. En lo que respecta a Castilla y León, la previsión es 500 y 490 camas en Asturias.

    Por su parte, en Murcia son 300 camas; en la Islas Baleares, son 143; y en Navarra, un mínimo de 106 camas cerradas. En Canarias son 70 camas y 54 en La Rioja, mientras que en Cantabria son, al menos, 52 las camas cerradas

    Personal insuficiente

    De otro lado, el Sindicato subraya que, un año más, las administraciones públicas no han cubierto el total de las vacantes por periodo vacacional, bajas por enfermedad y otro tipo de situaciones que requerirían sustituir al personal, lo que conlleva un aumento de la sobrecarga laboral para las enfermeras que trabajan los meses de verano.

    El porcentaje de personal que no se sustituye llegará hasta el 40-50 por ciento en el caso de alguna comunidad autónoma. Una realidad que repercute negativamente en la atención a las personas y también en la salud de los profesionales, añade.

    2 comentarios

    1. Lo ideal seria que ante las listas de espera que tenemos no se deberían cerrar camas sino poner mas y tener mas medicos. El problema de la gente de Albacete y castellano manchegos en general es que tenemos muchas y grandes tragaderas, por mas perrerias que hagan los políticos seguiremos votando a los de siempre y jamás pediremos su dimisión.
      Ahí estas nuestros directivos, de fiesta en fiesta, de congreso en congreso, de master en master, de comida en comida, y los pobres pacientes de dolor en dolor.
      Seamos mas agresivos, joder !

    2. Isidoro Jiménez Rodríguez

      Otro punto de vista.
      ¿Y SI LOS SINDICATOS TUVIERAN PARTE DE LA CULPA?

      El curioso sistema de guardias de los médicos de hospital se instauró hace muchos años para encubrir un injusto sobresueldo. Si a ello unimos las formas pre-constitucionales e irracionales que permiten al médico gestionar y administrar, en exclusiva, nuestra sanidad, las prebendas y privilegios galénicos están totalmente desfasados.
      Por el contrario al resto de trabajadores sanitarios, los no integrados en los referidos semidioses médicos, se optó por pagarles una parte de su trabajo mediante días libres. Es más, sin ir más lejos, aún existen comunidades autónomas incapaces de aplicar lo que ya han reconocido muchos tribunales, como es el solape de la jornada de trabajo enfermera. Ello nos da una idea de las cualidades de sinvergüenzas y carteristas que adornan a muchos de nuestros administradores y gestores sanitarios.
      Pues bien, ningún sindicato, ni de los de clase, ni de los de casta, – que también los hay-, ha sido capaz de advertir que el médico ya disponía de unas ventajas y prerrogativas no acordes al resto de trabajadores sanitarios. El resultado es que también al médico se le han ido implantando una serie de beneficios en forma de días libres correspondientes a sus trienios, formación, antigüedad… Para esto no han echo valer su diferencia los galenos con respecto al resto de trabajadores, basado en su “semi-diosísmo”.
      Pero lo lamentable es que ningún sindicato, ni de los de casta, ni de los de clase, se haya percatado de la hábil jugada galénica.
      Resultado, a pesar de contarse con unas plantillas de médicos más desarrolladas, comparadas con el resto de naciones de nuestro entorno, siguen gozando de las señaladas guardias (peseteras), además de las dádivas y limosnas, en forma de días libres, del resto de personal.
      Y ello es obra, en una buena parte, de los que se denominan “sindicatos”. Se pueden conseguir muchos días libres para el personal sanitario, pero si estos días libres no se suplen con contratos, como se le consiente a nuestra administración, los ciudadanos pagan tal desbarajuste y despropósito.
      Puro sentido común.

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *