• Unidad de Cirugía Bariátrica, una década de excelencia

    La Unidad de Cirugía Bariátrica de Alcázar de San Juan cumple una década con 250 pacientes intervenidos y la mención de honor de los VIII Premios a la Excelencia y a la Calidad en la Prestación de los Servicios Públicos en Castilla-La Mancha. Siete hospitales públicos de la región incluyen la cirugía de reducción de estómago en su cartera de servicios: el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, el Hospital General Universitario de Ciudad Real, el Hospital Universitario de Guadalajara, el citado Hospital General Mancha Centro de Alcázar, el Hospital General Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina, el Complejo Hospitalario de Toledo y, desde el año pasado, Cuenca.

    Cirugía Bariátrica Alcázar

    Después de la cirugía bariátrica, Alcázar supervisa a los pacientes durante cinco años

    Se trata de una Unidad multidisciplinar integrada por especialistas de los servicios de Cirugía, Endocrinología, Salud Mental, Cardiología, Neumología Anestesiología y Rehabilitación.

    La cirugía bariátrica o cirugía de la obesidad mórbida tiene como principal objetivo la prevención de la morbimortalidad ligada a la obesidad, reduciendo las complicaciones asociadas a este importante problema y mejorando la calidad de vida.

    Gracias a la cirugía bariátrica es posible que los pacientes experimenten una pérdida de peso suficiente y mantenida en el tiempo con un mínimo de complicaciones.

    Este tipo de procedimientos, además de múltiples estudios y un proceso de acondicionamiento preoperatorio complejo, requieren un seguimiento postoperatorio a largo plazo (al menos cinco años), en el que es preciso evaluar los resultados de seguridad y efectividad, así como la satisfacción de los pacientes durante las diferentes etapas del proceso.

    Para el jefe del Servicio de Cirugía General de la Gerencia de Alcázar de San Juan, el doctor Carlos Moreno, el incremento de la prevalencia de la obesidad en la actual sociedad ha provocado que “la cirugía bariátrica sea una actividad creciente en la que resulta indispensable el desarrollo de protocolos de alta calidad con el fin de normalizar de forma rutinaria el manejo de estos pacientes para obtener resultados óptimos”.

    Prevención

    “Si bien la mejor arma contra la obesidad patológica debería ser su prevención desde edades tempranas, debemos ser muy activos a la hora de evitar que este problema se consolide en los pacientes y de lugar a un amplio cortejo de problemas que van deteriorando la salud del paciente obeso. La aparición de hipertensión arterial, diabetes, aumento del riesgo cardiovascular, trastornos respiratorios, osteoarticulares, por poner algunos ejemplos, hacen del obeso un paciente con tendencia a la cronicidad y muy vulnerable donde la cirugía tiene cada vez un papel más destacado”, ha explicado el doctor Moreno.

    Calidad

    La distinción pone en valor la labor que realizan los profesionales de esta Unidad multidisciplinar. La complejidad y las particularidades del programa de cirugía bariátrica puesto en marcha en el Hospital General Mancha Centro ha hecho necesaria la dedicación, dentro de la mayoría de estos servicios, de profesionales con formación específica para este proceso.

    Esa apuesta por mejorar la atención a los pacientes ha permitido que esta Unidad obtuviera el año pasado la certificación de calidad ISO 9001.

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *