Controlan la hiperactividad neuronal del alzhéimer

Han encontrado una herramienta que permitirá explorar tratamientos para la etapa de hiperactividad en un futuro cercano. El grupo de Neurofisiología y Comportamiento de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) consigue contrarrestar los déficits funcionales presentes en un modelo animal in vivo de enfermedad de Alzheimer a través de la manipulación del canal neuronal GirK.

El hipocampo es una estructura cerebral que juega un papel crítico en los procesos de aprendizaje y memoria, y una de las primeras estructuras afectadas en la enfermedad de Alzheimer. Su correcto funcionamiento se basa en el equilibrio de la transmisión sináptica excitatoria/inhibitoria.

Las últimas evidencias muestran que, en las etapas tempranas de la enfermedad de Alzheimer (EA), el péptido amiloide-β (Aβ), un tóxico clave en la enfermedad, induce un desequilibrio entre los sistemas de neurotransmisión excitatorios e inhibitorios que resulta en la alteración funcional de las redes neuronales hipocampales. En la última década, éste ha sido un cambio conceptual significativo en la investigación de la EA, que ha llevado a identificar la hiperactividad neuronal como un marcador temprano en la EA. A su vez, esta hiperactividad podría explicar los déficits cognitivos (pérdida de memoria, desorientación, etc…) característicos de las primeras etapas de la enfermedad. Este nuevo escenario podría tener implicaciones muy importantes para el desarrollo de nuevas terapias para la enfermedad, de manera que actuar sobre los mecanismos de control de la hiperexcitabilidad podría ser un enfoque más eficaz para contrarrestar las características patológicas y el deterioro cognitivo temprano de la EA.

CLINICA BAVIERA

El trabajo que acaba de publicar el Laboratorio dirigido por los doctores Lydia Jiménez y Juan Navarro, y que forma parte de la tesis doctoral de los estudiantes Irene Sánchez y Sara Temprano, primeras coautoras del mismo, y de Souahil Djebari, muestra cómo controlar la hiperactividad neuronal presente en un modelo de EA a distintos niveles de complejidad. El trabajo se ha desarrollado en colaboración con el doctor Alberto Nájera, de la Facultad de Medicina de Albacete, los doctores Agnès Gruart y José María Delgado, de la Universidad Pablo de Olavide y el doctor Javier Yajeya, del Instituto de Neurociencias de Castilla y León.

Los resultados los ha publicado la revista Scientific Reports

Los científicos han activado selectivamente en el hipocampo unos canales neuronales denominados GirK, responsables de compensar los excesos de excitación entre sistemas de neurotransmisión. De esta manera se consigue contrarrestar los déficits sinápticos, de redes neuronales y de comportamiento, provocados por la hiperexcitabilidad hipocampal presente en un modelo de EA.

El trabajo permite sugerir la manipulación farmacológica de los canales GirK, responsables de la neurotransmisión inhibitoria en muchas áreas afectadas en las etapas iniciales de la EA, como una herramienta que permitirá explorar posibles oportunidades terapéuticas para un futuro cercano.

Este estudio ha sido financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad, la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno y el Plan Propio de Investigación de la UCLM a través de un contrato predoctoral a Irene Sánchez. Los resultados acaban de ser publicados en la revista Scientific Reports, del grupo Nature, cuyo enlace es el siguiente: www.nature.com/articles/s41598-017-15306-8

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo
Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

Suscribete a nuestro newsletter

Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

Te has suscrito satisfactoriamente!