• El COVID también merma la lactancia materna

     Los beneficios que reporta la lactancia materna, tanto para el bebé como para la madre, son muy numerosos y de sobra conocidos; sin embargo, los pediatras recuerdan, con motivo de la Semana Europea de la Lactancia Materna, que esta práctica se ha visto mermada por la pandemia de la COVID-19.

    El COVID también merma la lactancia materna

    «Ha habido una falta de personal de apoyo a la lactancia materna (LM) por enfermedad, lo que ha provocado que, en algunos casos, las tareas se trasladaran a otro personal no capacitado. Por otro lado, las normas de distanciamiento físico hicieron que algunas familias tuvieran menos acceso a información y asesoramiento y menos facilidades para acceder a grupos de apoyo». «Y algunos países aplicaron, además, políticas no basadas en la evidencia, como separar a los bebés de sus madres y desalentar la lactancia cuando se sospechaba la presencia de COVID-19», expone la doctora Susana Ares Segura. Ella es la coordinadora del área de Lactancia Materna del Comité de Nutrición y Lactancia Materna (CNYLM) de la Asociación Española de Pediatría (AEP).
     
    En este contexto, desde el CNYLM aseguran que la divulgación de los sucedáneos de la leche materna y su potencial influencia en las decisiones sobre la alimentación infantil debería ser motivo de seguimiento y defienden el cumplimiento del Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna de la OMS en los centros sanitarios. Para que los padres reciban toda la información acerca de los beneficios de la lactancia materna, lo cual les permitirá tomar la mejor decisión para ellos y sus bebés.

    Más grupos de apoyo

    Los pediatras abogan por fomentar la creación y ampliación de los grupos de apoyo a la lactancia materna, así como de lugares de trabajo respetuosos con esta práctica, que  contribuirán a restablecer y mejorar no solo las tasas de lactancia materna, sino la nutrición y la salud infantil.

    Beneficios para la madre y el bebé

     La lactancia materna protege al bebé contra enfermedades comunes tanto a corto como a largo plazo, reduce el riesgo de la madre de padecer cáncer y otras dolencias e implica un ahorro enorme para las familias, además del beneficio ambiental que supone para el planeta.

    Por ello, tanto la OMS como UNICEF recomiendan el inicio temprano de la lactancia -durante la primera hora siguiente al nacimiento-, mantener la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida y continuarla hasta los dos años de edad o más, con la incorporación de alimentos complementarios a partir de los seis meses.
     
     «La lactancia materna es clave para las estrategias de desarrollo sostenible, ya que mejora la nutrición, garantiza la seguridad alimentaria y reduce las desigualdades entre países y dentro de ellos, lo que la pandemia de COVID-19 y los conflictos geopolíticos han puesto claramente en evidencia», aseguran desde el CNYLM-AEP.
     
    Hay una necesidad urgente de educación para mejorar y aumentar la capacidad de todos los agentes que trabajan en el apoyo a las mujeres que amamantan y a sus familias.

    Estos ámbitos, entre los cuales se incluyen prioritariamente los gobiernos, los sistemas de salud, los lugares de trabajo y las comunidades, deben ser informados, educados y capacitados para fortalecer su capacidad de proporcionar y mantener entornos favorables a la lactancia para las familias en el mundo postpandemia.

    Semana europea de la Lactancia Materna

    En Europa, al ser agosto periodo típicamente vacacional, la Semana Mundial de la Lactancia Materna (SMLM), que en el resto del mundo se celebra en agosto, se traslada de común acuerdo a la semana 41 del año.

    Este es el origen de la semana ‘europea’. La fecha se escogió entendiendo que en un embarazo que empezase el 1 de enero, la semana más probable de parto y por tanto de inicio de la lactancia sería la semana 41, o sea, a principios de octubre.

    De forma consensuada, en España, la mayoría de los grupos de apoyo a la lactancia materna inician la celebración de la Semana de la Lactancia Materna el primer domingo de octubre con diversos actos conjuntos, y la difusión de un manifiesto cuyo contenido refleja el lema elegido por la Alianza Mundial para la Acción en Lactancia Materna  (World Alliance for Breastfeeding Action, WABA) para la SMLM de cada año. El lema de este año es ‘Impulsemos la Lactancia Materna: Apoyando y Educando’.

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *