• Cuidado con las bacterias en bayetas y estropajos

    Más del 90% de las bayetas y estropajos tienen bacterias. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha realizado un estudio sobre el estado de higiene de los estropajos y bayetas en los hogares. Socios de la organización han colaborado en la realización del mismo enviando estos utensilios. Se les ha solicitado una muestra de la bayeta y el estropajo tal cual los dejan tras su uso para su análisis en el laboratorio. Los resultados indican que hasta un 96% de los estropajos y un 91% de las bayetas se encuentran en unas condiciones higiénicas deficientes.

    bayetas estropajos bacterias
    Imagen: pixabay.

    Los análisis demuestran la ineficacia de algunos métodos de desinfección

    Además del análisis, se ha llevado a cabo una encuesta sobre el uso cotidiano de bayetas y estropajos. El 79% no desinfecta estos utensilios. Los estropajos son desinfectados hasta en un 21% en el microondas y las bayetas hasta en un 37% en la lavadora. Los análisis de OCU indican que ninguno de estos dos métodos son los más recomendables.

    El lavavajillas incrementó las bacterias

    En el laboratorio se simuló un uso normal para medir la cantidad de gérmenes que contenían estropajos y bayetas y posteriormente se sometieron a diferentes métodos de desinfección. Tanto el microondas y la lavadora redujeron la contaminación, pero no totalmente. El lavavajillas curiosamente no solo no desinfectó, sino que incrementó el número de bacterias.

    Estos utensilios pueden convertirse en una fuente de contaminación si no se siguen prácticas adecuadas

    OCU recuerda que los métodos más sencillos son también los más eficaces, por ello aconseja aclararlos con agua, escurrirlos bien y dejarlos secar o ponerlos en remojo en agua con lejía diluida al 10% durante al menos 5 minutos. En las pruebas realizadas estos métodos acabaron con todos los gérmenes.

    Métodos

    La Organización recomienda los siguientes métodos para prevenir y eliminar los gérmenes en estos utensilios:

    1. Eliminar los restos de comida siempre tras cada uso. Ya que las bacterias necesitan estos nutrientes.

    2. Aclarar con agua y escurrir bien los utensilios después de utilizarlos. Es recomendable dejar la bayeta extendida tras cada uso.

    OCU recomienda renovarlos frecuentemente, aclararlos con agua, escurrirlos bien y dejarlos secar, o bien ponerlos en remojo en agua con lejía

    3. Usar agua con lejía diluida al 10% una vez a la semana para conseguir un tratamiento desinfectante adicional.

    4. Sustituir periódicamente tanto los estropajos como las bayetas sin esperar a que estén muy deteriorados. Adicionalmente, se recomienda tener uno para cada uso, guardarlo en lugares distinos e incluso elegirlos de distintos colores para evitar confusiones.

    También le puede interesar:

    Palomas, un riesgo creciente para la salud

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *

    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!