• Cuidados Intensivos se abre

    uciCuenca

    Equipo precursor del cambio en la Unidad de Cuidados Intensivos de Cuenca. Fotografía: Hospital Virgen de la Luz.

    Algo está cambiando en las unidades de cuidados intensivos de Castilla-La Mancha. En Albacete, el movimiento #HolaYoMeLlamo, que aboga por humanizar la atención, es imparable. De hecho, la música clásica en directo ya suena en sus instalaciones y no se descarta que la iniciativa también llegue a Hellín. Pero ahora son los profesionales de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, también un centro público, los que han puesto en marcha una iniciativa para lograr convertir esta zona en un espacio abierto a los familiares.

    Esta acción contempla también otras actuaciones, como el establecimiento de vínculos con los familiares de los pacientes críticos, ofreciéndoles una atención individualizada o el desarrollo diario de sesiones de coordinación de cuidados entre todos los profesionales sanitarios de la Unidad.

    Lograr una UCI de puertas abiertas será un proceso lento, ya que hasta hace unos años los familiares no pasaban nunca y solo se comunicaban con los pacientes a través de un interfono y una cristalera.

    En la actualidad, entran dos familiares por paciente 30 minutos por la mañana y otra media hora por la tarde. Sin embargo, se ha comprobado que este acercamiento permite una mayor implicación de los familiares y una actitud más positiva por parte de los pacientes.

    musicauci

    En la UCI albaceteña ya suena la música clásica en directo.

    El objetivo ahora, en el caso de Cuenca, es ir aumentando progresivamente el horario y el número de familiares que pueden pasar a la Unidad de Cuidados Intensivos, a pesar de la limitación que supone el espacio.

    El equipo de Enfermería ha puesto el acento en una aproximación y cercanía con los familiares de los pacientes críticos, a los cuales se presentan tras el ingreso, les preguntan sus dudas y se ponen a su disposición. El objetivo es establecer unos vínculos especiales con los familiares, asesorándoles, tranquilizándoles y acompañándoles, ya que se considera que los ingresos repentinos en este tipo de unidades suponen un trauma para la familia.

    Asimismo, se ha puesto en marcha una sesión diaria de Enfermería en UCI durante la cual tanto enfermeras como auxiliares realizan una exposición sobre la situación de cada uno de los pacientes, sus antecedentes, los motivos del ingreso, su evolución en las últimas horas o el plan de cuidados. Además, se valora también la información que aportan tanto los propios pacientes como sus familiares.

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo
    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!