• El Defensor del Paciente pide una auditoría en el Sescam

    Insiste en que se aclare la desaparición de miles de pacientes de las listas de espera

    ‘El Defensor del Paciente’ pide una auditoría en Castilla-La Mancha para averiguar cómo es posible que los enfermos ‘desaparezcan’ de las listas de esper a miles. La organización, que cumple 25 años, hace balance de los casos que ha recibido en 2022 por presuntas negligencias sanitarias, experimentado un aumento con respecto al año pasado. En el caso de Castilla-La Mancha, el hospital más denunciado es el de Toledo.

    'El Defensor del Paciente' pide una auditoría en Castilla-La Mancha para averiguar cómo es posible que los enfermos 'desaparezcan'.

    • Castilla-La Mancha  (710 Casos)
    • Toledo: 231.
    • Ciudad Real: 198.
    • Albacete: 131.
    • Guadalajara: 120.
    • Cuenca: 30.
    • Hospitales más denunciados:
    • 1º Complejo Hospitalario de Toledo.
    • 2º Hospital General de Ciudad Real.
    • 3º Complejo Hospitalario Universitario de Albacete.
    • 4º Hospital Universitario de Guadalajara.
    • 5º Hospital Ntra. Sra. del Prado (Talavera de la Reina).
    • Reclamaciones y servicios más denunciados:
    • 1º Lista de espera.
    • 2º Cirugía General.
    • 3º Urgencias.
    • 4º Traumatología.
    • 5º Ginecología y Obstetricia.

    El Defensor del Paciente tramitó 710 denuncias de Castilla-La Mancha durante 2022

    Castilla-La Mancha se sitúa en la séptima posición de la tabla nacional de El Defensor del Paciente con 710 casos, aumentando levemente en 18 asuntos con respecto a 2021. Esto supone un repunte del 2,5% en relación con el curso anterior. Cabe destacar que, de la suma, 39 han sido con resultado de fallecimiento.

    Aunque ha habido una mínima subida, si hacemos una media de los casos recibidos en la última década, observamos que en esta región se suelen producir unos 670 casos por año, o sea, estaríamos hablando de casi 40 casos de supuestas negligencias más de lo que suele ser habitual.

    Por otra parte, la lista de espera quirúrgica que soportan los castellanomanchegos «es improcedente, pues la tasa media ha superado el umbral de los 110 días, mientras que un total de 32.193 pacientes la engloban, siendo Cirugía General, Traumatología y Neurocirugía las especialidades que acumulan mayor número», advierte El Defensor del Paciente en su informe.

    Miles de pacientes ‘desaparecidos’

    «Son guarismos propios de una gestión inocua y en tela de juicio», dice El Defensor del Paciente, puesto que, según los datos que el Sescam facilitó al Ministerio de Sanidad, «de noviembre a diciembre de 2021, por arte de magia desaparecieron 7.500 pacientes que ocupaban el apartado de más de 180 días de la lista de espera quirúrgica».

    «Debido a este desperfecto, es preciso que el Ejecutivo de García-Page realice una auditoría para aclarar tal desaguisado y, al mismo tiempo, diseñe un plan específico para aligerar pacientes de la nómina de cirugías pendientes en lugar de acicalar las cifras y avivar el auge de la sanidad privada», insiste la organización.

    Colapso de Primaria y déficit de médicos

    El colapso de la Atención Primaria y el déficit de médicos especialistas son otros factores que «afean el deteriorado modelo sanitario de Castilla-La Mancha» a juicio del Defensor del Paciente. En centros hospitalarios como los de Toledo y Guadalajara la falta de profesionales la considera alarmante. De igual modo, el caos organizativo se ha visto reflejado en el malestar profesional como consecuencia de la endeble planificación a la hora de tramitar las sustituciones cuando en septiembre finalizaron los contratos COVID. Y es que la falta de transparencia en la bolsa de empleo del Sescam, todavía sin actualizar los méritos de gran parte del personal correspondiente al 2021, es «otra turbulencia por añadir».

    «La pandemia nos ha enseñado que necesitamos más y mejores recursos». Igualmente, preocupa el auge de la teleasistencia ya que conlleva dificultad en el diagnóstico y se pone en peligro la salud de los pacientes. «Parece que los responsables políticos están orquestando un modelo sanitario low cost, tratando de maximizar rendimiento con el mínimo gasto posible» lamenta El Defensor del Paciente.

    4 comentarios

    1. Menos auditontas, y más responsabilidad administrativa. Suspensión de cargo público para cualquier implicado, de facto en primera instancia, de incumplimiento administrativo y ocultación de datos.

    2. El modelo de gestión se ha deteriorado desde que se suprimió la Gerencia de atención primaria. El sistema falla por una atención primaria deficiente que ya advertí al presidente que debía volver al sistema de gestión que diseñó perfectamente el Consejero Lamata cuando recibimos las transferencias sanitarias, tuve el honor de pertenecer a su equipo de estudio y análisis. Rectificar es de sabios y pido a Page a que revise el sistema que se ha ido desdibujando .
      La atención primaria carece de personalidad propia y esto incluso perjudica y satura la atención hospitalaria.

    3. Isidoro Jiménez Rodríguez

      Corrupta sanidad.
      Cada día se pone de manifiesto la pérdida de rumbo de nuestra sanidad. Que esta ha medio-funcionado mientras han encontrado margen de actuación los trasnochados delirios galénicos.
      Pero todo tiene un límite, los despilfarros y utilización inadecuada de recursos y pruebas clínicas, también. Llegar al primer puesto mundial en el empleo de tranquilizantes, o al segundo en la utilización incorrecta de antibióticos, no se consigue fácilmente.
      Que den gracias muchos médicos a la total falta de un mínimo control de su actividad y rendimiento, porque seguro que aquí también tendríamos podio.
      Nuestros representantes ciudadanos, algunos de ellos curiosos híbridos político-médicos, miran hacia otro lado. La soberbia y el despotismo médico no tiene barreras y límites. Es mejor no molestarles, no situarles en su lugar. Alimentar sus injustas fantasías de aumentar sus ya injustos y desproporcionados salarios. Seguir dejandoles hacer, lo que, como, y cuando, les da la gana. Saben muy bien nuestros políticos que a muchos galenos les importa un bledo la atencion clínica que recibe el paciente, con tal de conservar sus injustos beneficios y prebendas medievales. ¡Mejor que la sociedad no conozca sus sueldos reales!
      La cuestión, para mi es sencilla, nada compleja: si los médicos que gestionan y administran, totalmente, todos los ámbitos de nuestra sanidad, demuestran ser unos incompetentes, devuelvan al ministerio de sanidad esta competencia admimistrativa. Dirigir peor, desde luego, es imposible hacerlo. Isidoro Jiménez Rodríguez.

    4. Las listas de espera se han vuelto misión imposible, hasta el punto de esperar 2 años y medio para una colonoscopia en Albacete capital. Si eso es de recibo… Aquí lo único importante es que los señores especialistas cada día cobren más y trabajen menos. Las listas se pueden generar muy fácilmente, y una vez en marcha ese mecanismo, es casi imposible erradicarlo, porque en el fondo a los médicos les interesa y mucho que existan estás listas de espera monumentales, de ese modo, y amparándose en que tampoco hay médicos en paro( ya se ocupan ellos que asi sea gracias a no permitir que aumenten las plazas de medicina en las facultades) consiguen la receta perfecta para reivindicar continuamente mejoras salariales y limitación de pacientes apelando siempre a que hay que dar una atención de calidad, cuando en realidad la atención al paciente es totalmente impersonal, y cada día se producen más fallos en diagnóstico y tratamiento, fallos que son a menudo tan graves, que la vida del paciente está en juego…La situación creada, es ideal para presionar constantemente a la administración, en este caso el SESCAM, para conseguir sus objetivos, basados siempre en mejoras para ellos. Les importa bien poco el paciente y bien poco el resto de personal sanitario que es quien en realidad se deja la piel con el paciente. La pandemia se la ha comido enterita la enfermería con sus 24/7/365 al año, y eso es incuestionable. A los facultativos se les permite hacer peles para quitar listas de espera, cobran por acto médico, de forma que por la mañana un cirujano por ejemplo puede realizar 2/3 intervenciones y sin embargo por la tarde realiza hasta cinco en menos horas, claro porque se les paga extra por cada intervención durante esas horas de pele…Y en cambio ellos no hacen turnos, solo una guardia a la semana y al día siguiente libran, y encima cobran un pastón por la guardia…si hicieran turnos como el resto del personal, no existiría este gravísimo problema, y por supuesto la sanidad pública se ahorraría un pastizal…Pero como siempre, a ver quién le pone el cascabel al gato!!!

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *