• Las defunciones aumentan más de un 96% en la región

    Las defunciones en Castilla-La Mancha en marzo de 2020 se han incrementado un 96,3% con respecto a las ocurridas en el mismo periodo del año anterior, según los datos hechos públicos por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCLM), que previene a los jueces de los Registros Civiles para que, en lo sucesivo, se vele por que se haga una identificación lo más precisa posible de la causa inicial o fundamental de la muerte. En este contexto, cabe señalar que, a 31 de marzo, la Consejería de Sanidad atribuía 708 fallecimientos al coronavirus en Castilla-La Mancha, muy lejos de los 3.319 registrados.

    La Consejería de Sanidad atribuye 708 muertes al coronavirus en marzo

    Los registros civiles de Castilla-La Mancha ven indicios de COVID-19 en 1.921 fallecimientos

    El total de enterramientos asciende a 3.319

    defunciones Castilla-La Mancha
    Las cifras de defunciones de Castilla-La Mancha no cuadran desde que el 1 de marzo se registrara el primer caso de coronavirus en Guadalajara. Sanidad no reconoce el primer fallecido hasta el 12 de marzo.

    El Tribunal Superior de Justicia intensificará los recursos para que se precise la causa de la muerte

    Reconoce que el coronavirus no aparece en certificaciones médicas por falta de analíticas

    Así, la Presidencia del Tribunal Superior de Justicia reconoce en un comunicado que, dado el interés informativo suscitado, debía dar respuesta a un desproporcionado incremento del número de licencias de enterramiento y defunciones.

    Y es que se pusieron de manifiesto, desde un primer momento, dificultades para la gestión de las licencias e inscripciones de defunción por aumento significativo de la mortalidad, así como en la consignación de las causas de la muerte en las certificaciones médicas, en las que no siempre aparecía referenciada la infección por el virus. Todo ello debido fundamentalmente al no sometimiento a muchas de las personas afectadas a test o analíticas que acreditaran cumplidamente dicho contagio, si bien en muchos supuestos los indicios y síntomas de las patologías inmediatamente causantes de la muerte apuntaban a dicha infección como causa principal o determinante de la misma.

    Todas estas circunstancias llevaron a la Presidencia del Tribunal Superior de Justicia a solicitar información a los jueces encargados de los Registros Civiles de Castilla-La Mancha sobre las licencias de enterramiento expedidas. Dicha información se ha remitido por la totalidad de los Registros Civiles de las cabeceras de Partidos Judiciales y una buena parte de las Agrupaciones y Juzgados de Paz. Los datos que faltan de estos últimos se irán incorporando.

    Conclusiones

    De las 3.319 licencias de enterramiento, 1.921 responden como causa del fallecimiento a COVID o supuestos donde existen sospechas de esta infección, lo que supone el 57,9 % del total

    Las defunciones en Castilla-La Mancha en marzo de 2020 se han incrementado un 96,3 % con respecto a las ocurridas en el mismo periodo del año anterior. En concreto, los registros civiles de Castilla-La Mancha han expedido el pasado mes de marzo 3.319 licencias de enterramiento cuando en marzo de 2019 se registraron 1.691 defunciones.

    Y de ese número de 3.319, en 1.921 licencias de enterramiento, el 57,9 %, se recoge como causa del fallecimiento COVID o sospecha compatible con COVID, referenciando como sospecha aquellos supuestos en los que se recoge dicha probabilidad o sospecha en la certificación médica o existen motivos para ello por concurrir procesos patológicos de tipo pulmonar compatibles con dicha causa. Máxime a la vista del incremento sustancial de licencias respecto a la media de años anteriores.

    Prevención en los Registros Civiles

    Como consecuencia de estos datos, se ha dictado Acuerdo por la Presidencia del TSJCLM dirigiendo prevención a los Jueces Encargados de los Registros Civiles para que, en lo sucesivo, se vele por que se haga una identificación lo más precisa posible de la causa inicial o fundamental de la muerte en todos aquellos casos en los que aparezcan procesos patológicos o causas o intermedias que puedan considerarse compatibles o sospechosos con el Coronavirus Covid. Solicitando, si se considera necesario, dictamen del médico forense del correspondiente Instituto de Medicina Legal y acudiendo si fuera preciso al forense de guardia en el Partido Judicial. Y que, a su vez, auxilien en sus dudas a los Juzgados de Paz y personal de las Agrupaciones en este tipo de cometidos.

    En ese sentido, se han considerado muy valiosos los criterios médicos y el procedimiento a seguir para la emisión de los certificados que se han aportado por el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) con fecha 28 de marzo de 2020, solicitando la colaboración de los Colegios Médicos de Castilla-La Mancha y del Sescam para insistir en su aplicación.

    Colaboración de los médicos forenses

    En el expediente gubernativo abierto por la presidencia del TSJCLM se encomienda a los Institutos de Medicina Legal de Albacete, Cuenca y Guadalajara, y de Ciudad Real y Toledo, y a los médicos forenses la colaboración necesaria con los Registros Civiles para que pueda quedar constatada la causa inicial o fundamental del fallecimiento en los supuestos de las defunciones ya inscritas desde el día 1 de marzo de 2020 en los que aparecieran sospechas o factores racionales de probabilidad de COVID 19.

    Se ha acordado trasladar este Acuerdo al Consejo General del Poder Judicial y al Ministerio de Justicia a través de la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública.

    Sin horarios ni protección

    La Presidencia del Tribunal Superior de Justicia subraya en el comunicado remitido a los medios de comunicación «la función que están realizando los Jueces Encargados de los Registros Civiles y los funcionarios y personal a su servicio, así como la de los Juzgados de guardia que ejercen como Registros fuera del horario de los mismos, muchas veces sin medios de protección individual. Subrayando la garantía que su correcto desempeño supone para una constatación numérica absolutamente fiable y certera de las consecuencias de la enfermedad sobre las defunciones de las personas afectadas.

    La constatación del importante aumento de las licencias de enterramiento y su afección en los registros civiles de la región ha dado lugar a la apertura de un expediente gubernativo del Presidente del TSJ de Castilla-La Mancha en el marco de su competencia inspectora

    En los siguientes cuadros, facilitados por el TSJCLM, se reflejan los datos de licencias de enterramiento expedidas durante el pasado mes de marzo en los registros civiles de CastillaLa Mancha, con su desglose por provincias y por capitales de provincia, incorporando datos de defunciones del mes de marzo de 2019 y 2018 publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

    Consulte aquí la nota de prensa completa

    Antecedentes:

    Doce ancianos fallecidos en la misma residencia durante un fin de semana

    Los muertos que nadie ve en pleno auge del coronavirus

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *