• La desidia rodea al hospital de Albacete

    El Autor

    Vicente Calatayud

    Neurocirujano

    • Revulsivo: que produce un cambio importante, generalmente favorable.
    • Medicina: [sustancia, medicamento] Que produce o provoca revulsión (congestión o inflamación).

    Son los dos términos que definen lo que en estos momentos siento, experimento y me gustaría ser capaz de transmitir a la sociedad de Albacete, esa sociedad que en mi opinión está aletargada, sujeta a lo que nos viene impuesto desde el exterior, en este caso desde Toledo. Ellos son los que deciden cómo, cuándo y dónde. Nunca estuvimos tan lejos de la excelencia sanitaria como lo estamos ahora. Un hospital decrépito, viejo y con la desidia de sus profesionales hasta el extremo de entender como normal que pacientes estén en listas de espera que rayan la indecencia, que suman días sin ver el final de las mismas tanto en quirófanos como en pruebas complementarias.

    desidia hospital Albacete

    Protestamos en petit comité, pero somos incapaces de elevar nuestras quejas donde se deben dirigir

    No sabemos cómo se dotará al hospital de Albacete cuando acaben las obras y el de Toledo aún no funciona a pleno rendimiento

    Desidia en la propia sociedad que lo tolera y lo consiente, un síntoma más de la decadencia social en la que vivimos. Protestamos en petit comité, pero somos incapaces de elevar nuestras quejas donde se deben dirigir.

    En más de una ocasión, en mis manifestaciones, he dicho que tenemos lo que consentimos. Consentimos que nos sigan mintiendo, que nos pongan una mordaza con unas obras de un hospital en construcción que no sabemos cuándo terminarán, cuándo se dotará y en qué servicios, qué inversiones reales habrá. No hay datos en la página de transparencia del Sescam. El maravilloso hospital de Toledo aún no funciona y no hay datos de cuándo lo hará a pleno rendimiento.

    El Sescam maltrata al personal

    El Sescam juega con sus empleados, los maltrata, los contratos COVID, los contratos de sustitución, esos que no sabe nadie qué baremos utilizan, en personal de enfermería, auxiliares, celadores, informáticos. En definitiva, todo el personal que ha trabajado duro durante el COVID no sabe si sus contratos se renuevan, no saben en qué servicios se les ubica.

    Los traslados internos, externos y mediopensionistas, por llamarlos de alguna forma, siguen siendo voluntad de los directores médicos, de enfermería, en definitiva, todo el personal sanitario que no tiene plaza no sabe cuánto tiempo va a durar en su puesto de trabajo y lo más grave es que sus propios compañeros, directores en todos los ramos, lo toleran y consienten, pero los colegios profesionales no es que hagan mucho por defender a sus colegiados.

    Se permite que un hospital no funcione

    Uno de los grandes problemas de la sanidad pública, al menos algo que se sabe en los niveles oscuros de la propia sanidad, aunque no se diga, son los grupos de presión, esos que controlan el normal funcionamiento de un hospital, pero como siempre he dicho, el responsable final es el que gestiona el funcionamiento del hospital, es decir, el Gerente, el responsable del personal, los directores médicos, los jefes de servicio.

    Se permite que un hospital no funcione. La gran parte de un servicio fundamental para que se pueda operar, sí, abrir barrigas, espaldas, cabezas, niños, gargantas, oídos, venas y arterias, mandíbulas, culos, cesáreas, partos… porque gran parte del servicio está de baja, maternal, paternal, lactancia, reducción de jornada y dios sabe cuántas cosas más, es realmente un problema que los responsables se lo deberían hacer mirar, como dicen los jóvenes de hoy.

    No se si alguien de los que me puedan leer vio las respuestas de Arturo Pérez Reverte, magistral. Entre otras cosas dejó claro -el diablo sabe más por viejo que por diablo- pero no vamos a entrar en esos detalles. Hoy por hoy me pregunto cómo es posible que en la misma Gerencia los especialistas puedan pasar consulta presencial en el nuevo centro de especialidades, pero los médicos de Primaria que se encuentran a 100 escasos metros siguen sin consultas presenciales.

    ¿Normalidad en todo menos en los centros de salud?

    La incidencia COVID ya está en niveles, según los datos oficiales, por debajo de 50. Según los últimos datos, Castilla-La Mancha no tiene restricciones, salvo por el uso de las mascarillas en espacios cerrados y cuando no se pueda guardar la distancia de seguridad. En la hostelería se permite el consumo en barra y ya no existe limitación en el aforo ni del número de comensales por mesa. Se permite el baile. Los cines, teatros y auditorios no tienen limitaciones de aforo. Se permiten encierros en las calles y festejos taurinos. Los eventos deportivos se celebran sin restricciones de aforo.

    Todo esto es posible, pero usted no puede conseguir que su médico de cabecera lo atienda de forma presencial, pero yo sí, como especialista, puedo ver 20 pacientes en una mañana. Cosas que no se entienden.

    Hacinamiento en el hospital

    Hoy, por motivos que no vienen al caso, he tenido que estar en el hospital general. Nunca pensé que se llegara a estos extremos. Falta de espacio por todos los lados, los pacientes explorados en los pasillos, falta de despachos, hacinamiento, en definitiva, de profesionales y de pacientes. Parece que en Toledo les da igual, y que quien controla lo incontrolado aquí tampoco pone solución. Hace tiempo que se veía venir, pero, como siempre, llegamos tarde.

    Las obras del hospital son pura propaganda electoral, como los 200 y 400 euros del gobierno central, ¿alguien en su sano juicio cree en el hospital que García Page ha prometido en Albacete? Desconocemos el tiempo de entrega, dotación y puesta en marcha. ¿Verá la luz en el tiempo prometido, cuando el hospital de Toledo no funciona en estas fechas como debería hacerlo?

    Cuando alguien permite que algo que se ve se siga deteriorado, como lo que se puede ver en las fotos adjuntas, cuando tenemos un aparcamiento cerrado a cal y canto sin posibilidades de utilizar…

    Aquella promesa de 2014

    Desconocemos los tiempos, pero nunca se sabrá con la suficiente transparencia como para pedir cuentas. Deberíamos haberlas pedido cuando quien hoy ostenta el mandato pregonó lo que dijo y todos sabemos, corría el año 2014, recuerden y hagan memoria.

    Un desastre de hospital, un desastre de atención es lo que nos queda, pero la sociedad lo permite y consiente. Es a lo que estamos destinados.

    Yo me sitúo en Off.

    Hemeroteca

    Servicio de ‘desatención al paciente’

    19 comentarios

    1. Efectivamente el Dr. Calatayud da en el clavo al denunciar los despropósitos que se están haciendo con la gestión de la Sanidad Publica en Castilla-La Mancha. Me permito añadir la situación de los Informáticos del SESCAM, que iniciaron una huelga indefinida el día 6 de septiembre. ¿Por qué? Pues porque la plantilla de casi 200 trabajadores (interinos en casi toda la totalidad) tras mas de 30 años sin tener oposiciones (nunca las han tenido) se han convocado ahora un proceso selectivo de falsa consolidación que los va a dejar casi en la calle, y el SESCAM se niega a anular esta convocatoria y esperar a la nueva legislación que a nivel nacional se está tramitando ahora mismo y que solucionará el problema del abuso de temporalidad en las administraciones públicas.
      El SESCAM ha tapado a toda costa esta huelga, a pesar de los inconvenientes que se han producido en el día a día, como es lógico. En 1 mes de huelga nadie del SESCAM o JCCM se ha dirigido al Comité de Huelga para dialogar. Aún así este colectivo ha iniciado una tregua de 10 días como gesto de buena voluntad. Toda la información se puede encontrar en http://www.tecladosarriba.es y en redes sociales en el hasgtag #TecladosArriba

    2. Totalmente de acuerdo. Han conseguido que el sistema se deteriore y veamos lógico que sea así, médicos que informan al paciente de los años que le quedan para poder operarse y pacientes que se entregan al cruel destino. Ahora hay una gran partida de Europa y en ningún momento han pensado en reforzar la sanidad pública. Hablo de hacerlo en serio.
      Quién puede permitirselo se hace una póliza privada, y quien no entra en esta nueva beneficencia defendida en público por los políticos como la mejor.

    3. Por fin alguien dice la verdad . bravo…..a ver si ya alguien hace algo porque a los ciudadanos no nos hacen caso..

    4. A quien debemos quejarnos, para recibir el trato ayer todos los pacientes merecemos, no puede ser que en todos los trabajos estemos ya al 100% , y los médicos de atención primaria, sigan sabiendo si te nos anginas por teléfono

    5. De acuerdo con todo lo que dices, salvo que en atención primaria están atendiendo 70 pacientes y tú solo 20. Y si hacen atención presencial.

    6. De acuerdo con la mayor parte del contenido de su misiva, excepto con lo que usted afirma sobre la atención primaria. Puede que los facultativos de primaria todavía no estén viendo al 100/% consulta presencial, pero si lo hacen en un porcentaje elevado de al menos un 70%. Le hablo de la atención primaria en Albacete capital, desconozco lo que sucede en los pueblos. Lo que si le puedo asegurar es que la enfermería está trabajando al 100% presencial desde el pasado verano. Y es más en las consultas de enfermería pediátrica, no ha habido ninguna restricción de ver pacientes presenciales ni siquiera en la pandemia. A los recién nacidos y a los niños se les han administrado sus correspondientes vacunas según calendario oficial. Y por supuesto desde junio de 2020 la consulta de enfermería pediátrica es presencial en su totalidad, con todas las revisiones del niño sano establecidas, así como el resto de las consultas precisas tanto de hijos como de madres. Hemos estado al pie del cañón desde el principio de esta debacle, y con un aumento considerable de trabajo, porque además de la consulta completa, ahí estamos en las extracciones, , realizando las PCR diarias,y los test de detección rápida de antígenos, y eso tanto en centro como en domicilio. Las curas, los inyectables, los cambios de sonda vesical, cubriendo la administración de medicación y todas las demás necesidades de los cuidados paliativos a domicilio, las urgencias en centro y domicilio y un largo etc. Lo hemos hecho sin medios, como todos, con batas cosidas con cortinas de ducha, con simples batas de fiselina de usar y tirar, fumigándolas una y otra y otra vez con agua y lejía, con mascarillas ffp2 restringidas a una a la semana, y eso con suerte, con pantallas donadas por la gente porque el SESCAM no nos las ha proporcionado…
      Ahí estamos, como siempre, al pie del cañón, mientras, es cierto, nuestros compañeros facultativos se atrincheraron en las consultas y únicamente atendían vía telefónica, mientras nosotros, las enfermería se jugaba el tipo a diario y continuamente, pero ahora los compañeros, aunque les ha costado, ya están también en su lugar, con algunas restricciones pero en general se van viendo pacientes a diario.
      Suscribo por otra parte, lo que usted denuncia, el desastre de la sanidad pública es vergonzoso. La inseguridad de los trabajadores sin saber cómo y cuándo serán despedidos, contratos basura denigrantes, y pegas para tomar vacaciones, V6 etc .y por supuesto listas de espera monumentales que por desgracia están acabando con la vida de cientos de pacientes… instalaciones obsoletas, centro donde se palpa el hacinamiento, y a pesar de dejarnos la piel cada día en el trabajo, ni pagado ni agradecido. Espero que esto llegue donde tiene que llegar, y que el Sr. Page se deje ya de mentiras y manipulaciones para comprar votos, y de una vez cumpla con lo mil veces prometido y nunca realizado.

    7. Cierto todo, hay que abrir las puertas y enseñar, lo que dentro se vive, para así la sociedad sepa a lo que se enfrenta cuando traspasa el umbral de un hospital. Puro tercer mundismo, en pleno siglo XXI.

    8. Es una realidad total y una vergüenza consentida. Los centros de salud primaria no funcionan y los tiempos son vergonzosos, en particular el de La Roda, es de pena, puertas principales cerradas por antojo y desconocimiento de algún/a inútil y nadie de allí hace nada para remediarlo, obligando a los pacientes, en su mayoría gente mayor, a dar una vuelta impresionante para poder acudir a unas citas, rara vez presenciales, que se eternizan en la sala de espera por falta de personal y duplicidad de tareas que deben atender los que quedan, con el consiguiente malestar de pacientes y facultativos que en muchas ocasiones acaban en discusión y deteriorada atención.
      Y que decir de las listas de espera para casi todas las especialidades, de RÉCORD GUINNESS, que empujan a el paciente a la sanidad privada, mal menor, pero vergonzoso debería ser para aquellos (léase nuestros politicuchos de tres al cuarto) que se les llena la boca de alabanzas a una sanidad pública que cada vez va peor, o para el que no puede permitírselo, que conforme se está poniendo esto, con el mal ya tan avanzado, que tiene una peor solución, si es que aún la tiene ✝️
      Solución cuando protestas a algún recepcionista sanitario engañado en el sueldo, pero no en el trabajo, pues hacen lo justo, con ninguna simpatía y menor interés con ese paciente preocupado que paga su injusto sueldo “PONER UNA QUEJA” y te sueltan encima del mostrador un impreso sin ninguna explicación y que ambos sabemos no sirve para nada.
      LO DICHO UNA SANIDAD PÚBLICA EN CAÍDA Y CUESTA ABAJO QUE TODOS, SIN EXCEPCIÓN, EN CAMPAÑA ELECTORAL PROMETEN ARREGLAR Y LA REALIDAD ES QUE “UNA VEZ METIDO, NADA DE LO PROMETIDO”

    9. Bravo por decir la verdad de lo que está ocurriendo en la sanidad pública aquí, en Albacete
      Me pregunto si es usted, Dr Calatayud, el único que se da cuenta, o más bien se atreve manifestarlo públicamente
      Me avergüenza, me indigna, en enfurece esta realidad
      Pero más aún, que los ciudadanos lo consintamos sin más
      Estamos acostumbrados a asumir situaciones que no se deberían consentir
      Cierto que tenemos lo que permitimos
      Ojalá nos pusiéramos de acuerdo e hiciéramos algo al respecto
      Pero hay una desidia generalizada, un mirar para otro lado, una falta de conciencia social, un adormecimiento, o yo que sé..
      Pues eso, que los políticos hacen lo que hacen en la medida que nosotros lo permitimos
      Y en este país estamos muy acostumbrados ya a permitir barbaridades, injusticias, robos, mentiras..lo que haga falta
      Me enfada
      Yo aquí estoy para ir donde haya que ir a denunciar todo esto y más
      Venga, cuántos somos?
      Qué podemos hacer?

    10. Sencillamente vergonzoso. Parece un hospital del tercer mundo. Sucio, deteriorado y sin medios. He puesto reclamaciones firmes por varios retrasos y la respuesta es una carta adelantando alguna cita, sin más, no se dignan ni a contestar en firme porque eso supondría buscar soluciones y no parece interesarles.
      Recientemente tuve que ir a urgencias con mi hijo y me fui sin respuesta. Los profesionales no tienen la culpa, de acuerdo, pero hasta cierto punto. Está llegando a límites inadmisibles. Tenemos que reaccionar, organizarnos y protestar ya.

      • Esto y la cantidad de cargos que se dan en la gerencia en los dos hospitales de la capital de gente con cargos sin plaza en propiedad y falta de respeto a los trabajadores de los servicios y todos contentos. Mantenimiento lo están destruyendo poco a poco.

    11. Totalmente de acuerdo con el doctor Calatayud, un hombre honesto y con principios.
      Y sin pelos en la lengua.
      Felicidades por su valentía de llamar a las cosas por su nombre.

    12. Es vergonzoso todo lo que denuncia el Dr. A mi me han citado para una consulta el día 23 de diciembre próximo y todavía no me han citado para las pruebas previas para esa consulta. Este es mi circunstancia, pero hay pacientes, me consta, que necesitan de asistencia más que yo y están peor atendidos. También tengo otro problema más serio y no quiero comentarlo ahora. PERO YA ESTÁ BIEN DE TANTO POLÍTICO METIDO A MÉDICO Y TANTO MÉDICO METIDO A POLITICI, A SABER PORQUÉ TANTO INTERÉS

    13. Bravo por el Dr. Calatayud, los pacientes, que tarde o temprano seremos todos, no nos merecemos esta sanidad que tanto costó crear y que en algún momento ha rozado la perfección. Hemos llegado, poco a poco, degenerando y lo peor es que no hemos tocado fondo. Los políticos son unos incompetentes sólo pendientes de aguantar la legislatura, si son dos mejor, pegados al sillón y rodeados de asesores, coordinadores, jefes de servicio y otros cargos que son sólo palmeros. El gran problema de una sociedad es cuando los funcionarios se politizan y los políticos se funcionarizan. Por donde podemos empezar para revertir esto?. Soy un funcionario recién jubilado y el problema no sólo afecta a la sanidad, se está convirtiendo en un mal endémico en la sociedad actual. Ha caído en picado la educación y eso ya lo estamos pagando.

    14. Santiago José García González

      Basura de país, políticos ladrones, personal sin cualificar, la gente, mucho hablar en el bar, el «salvame» de turno y los programas de imbéciles de telecirco con la máxima audiencia. Sálvese el que pueda…….

      • Totalmente de acuerdo. Y hablo desde ambas perspectivas,como paciente y como miembro del personal del Hospital de Albacete (y no me molesto en decir de qué servicio porque puede que el mes que viene ya no pertenezca al mismo).
        La precariedad en la que nos encontramos es máxima, en mi opinión, tanto sanitarios como pacientes.
        La seguridad del paciente es un término que debería guiar en todo a la gestión de este hospital, y está muy lejos de serlo. Creo que es un término que ni siquiera conocen.
        Es muy triste que la gente aún piense que tenemos un sistema sanitario del que estar orgulloso, cuando en realidad es un sistema que maltrata a sus trabajadores y neglecta a sus pacientes.
        Me gustaría saber a quién se deberían referir todas estas quejas para que se pudiese avanzar.
        A LOS SINDICATOS NO.

    15. Dr. Calatayud, usted califica el desastre que tenemos en la sanidad como desidia de la propia sociedad que lo tolera y lo consiente. Ahora yo le pregunto ¿Dónde debemos elevar nuestras quejas? Porque los pacientes estamos HARTOS de ir a reclamar a la oficina de atención al paciente, por supuesto si obtener ninguna solución. Lo único que podría ser visible para reclamar todas las tropelías a la que estamos sometidos, sería una manifestación. Pero ¿quién tiene poder de convocatoria? Creo que serían los sindicatos. Es (en mi opinión) la única manera de llamar la atención de los políticos.

    16. Teresa de la Encarnacion

      O sea, que la culpa es nuestra; «una sociedad que lo tolera y lo consiente». ¡Manda narices!. Si dentro de los mismos equipos médicos hay guerras internas. Mi madre murió por una mala praxis realizada en un aneurisma de agosto de 2020 que derivó en varias operaciones como remiendo a un error que no reconocen, su sufrimiento….la desgana y la mala atención por parte de enfermeros y auxiliares tanto a mi madre como a mi padre de acompañante. Y cuando nos llaman para decirle el último adiós en la UCI ni un minuto de intimidad. Con las enfermeras parloteando. Ni humanidad ni vocación y dedicación ya es mucho pedir. ¿Y quiere que reclamemos?¿Los que nos quedamos sin fuerzas por perder a un familiar?. Poca vergüenza y mucho ego. Mi experiencia es que por muchas quejas que se pongan en Atención al paciente es como hablar a un sordo con las manos en los bolsillos.

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *