• Homenaje a las víctimas en el Día de Castilla-La Mancha

    Sencillo y emotivo acto del Día de Castilla-La Mancha, que ha tenido como protagonistas a las víctimas del coronavirus y a quienes han estado en la primera línea durante los días más complicados de una crisis sanitaria que no ha terminado. De hecho, este lunes Castilla-La Mancha completa el paso a la Fase 2, pero cada día se suman nuevas vidas a la trágica lista de fallecidos, al tiempo que se siguen detectando casos.

    El Día de Castilla-La Mancha se ha celebrado, dentro del Luto Nacional, con un acto sencillo en el Palacio de Fuensalida, en memoria de las víctimas, que también se ha convertido en un homenaje a quienes han trabajado en la primera línea de una crisis que aún no se ha terminado.

    El acto institucional ha tenido lugar en el Palacio de Fuensalida, sede de la Presidencia del Ejecutivo regional. El homenaje ha contado con representantes de la Guardia Civil, del Ejército, la Policía Local, y Nacional, Protección Civil, bomberos, GEACAM, agentes medioambientales, del colectivo de personas mayores, del colectivo médico, la enfermería, el transporte sanitario, los celadores, también del sector de la docencia, del transporte, de los supermercados, de los técnicos de cuidados auxiliares, auxiliares de residencia y agricultores.

    Representantes de Protección Civil, enfermería y Geacam han portado las banderas de la Unión Europea, Castilla-La Mancha y España, que se han izado a media asta por representantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Tras leer en recuerdo a las víctimas el decreto de luto oficial, sonará el himno de España. Posteriormente, cada uno de los colectivos mencionados depositará flores delante de las banderas.

    El acto ha contado con la asistencia del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; el presidente de las Cortes, Pablo Bellido; el vicepresidente de la Junta, José Luis Marrtínez Guijarro y el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz.

    21 calas blancas

    Mercedes Fuentes Santos, Guardia Civil; Marcos Cruz Mateo, militar; José Luis Martín Mora, Policía Local; Óscar Sánchez-Portal Medina, Policía Nacional; Mariano Perea Fernández, de Protección civil; Miguel Estévez Prado, bombero; Jorge Zapatera Maroto, de GEACAM; Antonio Sancho Buil, agente medioambiental; Justina Sánchez-Pinilla Carrillo, afectada de la COVID; Luz Divina Campos Borrallo, cajera de una gran superficie; María Elena Martínez Vedriel, del transporte sanitario; Juan Francisco González Pinilla, transportista; María José Sánchez Carretero, médico de la Unidad de Cuidados Intensivos; Virgilio Cencerrado, enfermero; Natividad Gil Pérez, técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería; Felipe Barba López, celador, Jimena Úbeda Ormeño,  auxiliar de residencia; Alejandro García-Gasco Alcalde, agricultor; Emérita Domínguez Sánchez, docente; Emilia Francisca Ramírez Moraga, voluntaria de Cruz Roja y Vanessa Calleja Pezuela,  trabajadora del 112.

    Han sido los encargados de depositar una cala blanca, envuelta en un lazo negro, en representación de los sectores más significativos. A su trabajo, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha querido sumar el de los farmacéuticos, de los servicios funerarios, funcionarios, conductores oficiales, empresarios, medios de comunicación, el de la Iglesia Católica, las diputaciones y los ayuntamientos.

    El Partido Popular ha celebrado una misa en memoria de los fallecidos.

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *