• Quince servicios «actúan» en el Día de la Trombosis

    Con motivo de la conmemoración del Día Mundial de la Trombosis, profesionales de quince servicios del Hospital Universitario de Guadalajara, miembros de la Comisión de Enfermedad Tromboembólica Venosa (ETEV), han participado en un vídeo divulgativo.

    Vídeo grabado con motivo del Día de la Trombosis.

    En palabras de la doctora Sonia Herrero, hematóloga del Hospital de Guadalajara y presidenta de la Comisión ETEV, el objetivo es apoyar esta celebración dando a conocer la enfermedad tromboembólica venosa entre la población y cómo prevenirla y tratarla “en un lenguaje accesible y de un modo cercano”.

    Para ello, han aprovechado las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías, “pues creemos que es más fácil llegar a los pacientes con un vídeo, que se ve y difunde con facilidad, que a través de folletos informativos”, ha dicho.

    Divulgadores

    En la elaboración de este material han participado profesionales de dicha Comisión, en la que están implicados los servicios de Hematología, Angiología y Cirugía Vascular y Endovascular, Radiodiagnóstico, Anestesiología, Medicina Interna, Neumología y Ginecología. Asimismo, cuenta con la colaboración de otros miembros de dicha comisión pertenecientes a Oncología, Geriatría, Urgencias, Medicina Intensiva, Radiología Intervencionista, Farmacia, Atención Primaria y Enfermería, desde la convicción de que el abordaje, tratamiento y prevención de esta enfermedad es “transversal y multidisciplinar”.

    ¿Qué es la trombosis?

    El vídeo, para cuya realización han contado con la Unidad de Comunicación del Área Integrada de Guadalajara, explica en qué consiste la enfermedad, su prevalencia y factores de riesgo, sus síntomas, las formas de diagnosticarla y su tratamiento, así como el modo de prevenirla y las precauciones que deben adoptar las personas que la han padecido. Con ello se pretende que, “desde un mayor conocimiento, las personas nos ayuden a prevenirla”.

    La enfermedad tromboembólica venosa es la tercera causa de muerte cardiovascular después del infarto de miocardio y los accidentes cerebrovasculares. Consta de dos procesos: en una primera fase, denominada trombosis venosa profunda, se forma un coágulo en las piernas, y en ocasiones ese coágulo se desprende y viaja hasta alojarse en las arterias del pulmón, lo que da lugar a un tromboembolismo pulmonar.

    Síntomas de la trombosis

    Entre los síntomas de la enfermedad tromboembólica venosa figuran el dolor en la pierna, hinchazón o enrojecimiento de la piel e incluso el aumento de la temperatura de la zona. En el caso de la embolia pulmonar puede haber dificultad para respirar, dolor en el pecho o tos, en ocasiones con sangre.

    Además, la vena ya trombosada en ocasiones se dilata y la sangre se estanca, por lo que la pierna se hincha, la piel puede adoptar un tono azulado y se puede ulcerar, que es lo que se conoce como síndrome postrombótico.

    Factores de riesgo

    Los principales factores de riesgo son la edad, la obesidad, el tabaquismo o la hipertensión arterial, y también aumenta el riesgo de trombosis durante el embarazo y el periodo posterior al parto. Otros factores que favorecen su aparición son los traumatismos, la terapia hormonal y anticonceptivos orales, las cirugías y las inmovilizaciones por ingresos hospitalarios, así como las enfermedades oncológicas y cardiacas o los factores de tipo genético.

    Respecto a su tratamiento, consiste básicamente en medicamentos anticoagulantes y en el uso de medias de compresión para prevenir el síndrome postrombótico, y en algunos casos se puede indicar la técnica denominada trombectomía farmacomecánica.

    Prevención

    En todo caso, los profesionales insisten en la importancia de prevenir su aparición mediante una buena alimentación, el abandono del hábito tabáquico, beber abundante agua y la práctica de ejercicio físico. Asimismo, si una persona ya ha padecido un episodio de trombosis debe recordar la aplicación de heparina profiláctica en caso de inmovilización prolongada o viajes en avión de más de cuatro horas y, además, debe comunicarse esta circunstancia si la persona va a ser intervenida o va a tener un ingreso hospitalario.

    La Comisión de Enfermedad Tromboembólica Venosa, creada recientemente en el Hospital de Guadalajara, tiene entre sus objetivos la elaboración de protocolos y el aumento del conocimiento en torno a esta enfermedad y el modo de prevenirla.

    Una de cada cuatro

    Según recuerda la Sociedad Internacional de Hemostasis y Trombosis (ISTH), una de cada cuatro personas en el mundo fallece por causas relacionadas con coágulos de sangre, y es por esto por lo que consideran fundamental la prevención evitando los factores de riesgo que predisponen a padecer una enfermedad tromboembólica.

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *

    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!