• ¿Qué hay que tener en cuenta en la dieta vegana?

    El Autor

    Francisco Botella Romero

    Jefe de Servicio de Endocrinología y Nutrición de la GAI de Albacete

    ¿Qué entendemos por dieta vegana? ¿qué alimentos restringe?, y ¿qué aspectos se deben tener en cuenta para no sufrir déficits nutricionales? A todas estas preguntas damos respuesta a diario, por lo que desde el Área de Nutrición de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición hemos tratado de fijar una postura común, que me atrevo a resumir brevemente.

    dieta vegana

    Una dieta vegana se caracteriza por restringir cualquier alimento de origen animal, incluidos los lácteos y los huevos

    Y es que cuando un tipo de dieta comienza a sumar numerosos adeptos, es importante advertir de los riesgos para la salud que podrían acarrear si no se realizan con el asesoramiento y acompañamiento de especialistas en la materia.

    Una dieta vegana se caracteriza por restringir cualquier alimento de origen animal, incluidos los lácteos y los huevos. Adecuadamente planificada, puede ser segura y proporcionar una cantidad adecuada de nutrientes, combinando de manera acertada los distintos grupos de alimentos y su forma de prepararlos. Es fundamental tener en cuenta que, los platos de este tipo de régimen, carecen de vitamina B12 – por ser ésta de origen exclusivamente animal- y también pueden presentar problemas cuantitativos y/o cualitativos (biodisponibilidad) de calcio, vitamina D, yodo, hierro, zinc y ácidos grasos omega 3.

    La falta de asesoramiento, y como consecuencia la elaboración de menús poco equilibrados, podría tener efectos dañinos en la salud de las personas. Por ejemplo, el déficit proteico da lugar a desnutrición proteica (sarcopenia), mientras que el déficit de calcio y vitamina D pueden ocasionar una merma en la mineralización de los huesos, además de otras alteraciones metabólicas. Por su parte, una reducción del consumo de vitamina B12 podría suponer trastornos neuronales y anemia. Y, si nos referimos al zinc, resulta necesario en múltiples reacciones metabólicas, mientras que el yodo participa en la síntesis de las hormonas tiroideas y los ácidos grasos omega 3 favorecen la producción de sustancias antiinflamatorias.

    ¿Cómo reemplazar el aporte nutricional de alimentos de origen animal?

    La soja, el tofu, y las legumbres se encuentran en la lista de alimentos a tener en cuenta para seguir una dieta vegana saludable. Las proteínas de la carne, pescado, huevos o lácteos son de alto valor biológico (se absorben mejor que las proteínas vegetales), además de contener vitaminas y minerales esenciales. Es decir, si se restringe su consumo habría que sustituirlos por otros que aporten dichos beneficios para la salud. Las dietas veganas bien diseñadas pueden alcanzar la ingesta recomendada de proteínas, proporcionando suficiente cantidad de todos los aminoácidos esenciales. En esta línea, es importante el consumo habitual de legumbres y productos derivados de la soja.

    ¿Es una dieta apta para todas las personas?

    Existen grupos poblacionales que se pueden ver afectados de manera considerable si se ponen en práctica ciertas restricciones, por ejemplo en el desarrollo cerebral y el crecimiento en niños, en carencias nutricionales en embarazadas o durante la lactancia o en déficits de proteínas o de vit D en personas de edad avanzada.

    Esto no quiere decir que, con un asesoramiento profesional adecuado, una persona que decide hacerse vegana no pueda estar bien nutrida; pero debe quedar claro que, globalmente, existe el riesgo de presentar determinados problemas nutricionales. Obviamente, igual que en otra persona que no fuera vegana (aquí los problemas, seguramente, serían otros); ya que una mala selección de alimentos puede afectar a nuestra salud, sea cual sea nuestra opción alimentaria.

    Para ampliar información:

    Cómo evitar déficits nutricionales

    Riesgos por grupos de población:

    Niños

    • Puede afectar el desarrollo de su crecimiento.
    • La vitamina B12 y los ácidos grasos omega 3 intervienen en el desarrollo cerebral del niño.
    • Las proteínas participan en el desarrollo muscular.
    • El calcio y la vitamina D son fundamentales en la formación de los huesos.

    Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia

    • Déficit de nutrientes (macro y micronutrientes).

    Personas mayores

    • Grupo poblacional propenso a sufrir desnutrición (sobre todo proteica).

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *

    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!