• El Colegio de Médicos prepara un equipo para formar en RCP

    Un equipo de 23 profesionales sanitarios, con médicos, enfermeros y técnicos de ambulancia, se ha formado para dar clases de reanimación cardiopulmonar. Cuenta con once maniquíes, una inversión de más de 9.000 euros y el aval del Colegio de Médicos de Albacete y del Gobierno regional. Y es que el objetivo es dar clases de reanimación cardiopulmonar (RCP) y desfibrilación a quien lo solicite.

    Imagen del personal que está formando para impartir el curso de RCP.
    Foto de familia del profesorado con el presidente del Colegio de Médicos.

    El Colegio de Médicos de Albacete, con el especialista del 112 Jesús Sánchez a la cabeza, se ha acreditado como entidad homologada para dar cursos de RCP en Castilla-La Mancha. Se trata de un paso más para abrir la institución a la ciudadanía, partiendo de la base de que “cualquiera puede salvar vidas”.

    El Colegio de Médicos abre sus puertas a la ciudadanía para “salvar vidas”

    Un momento de la formación en RCP.
    Jesús Sánchez, a la izquierda, supervisa a los formadores.

    El doctor Sánchez lleva tres años recorriendo los centros educativos de la provincia con el objetivo de que la RCP entre en las aulas. Su meta ahora es que ayuntamientos, centros comerciales, cuerpos policiales, bomberos y cualquier particular interesado en responder ante una parada cardiaca se pueda formar en el Colegio de Médicos, con personal preparado y un curso de ocho horas homologado.

    El curso de RCP se ha ofrecido a ayuntamientos, instalaciones deportivas, cuerpos policiales, asociaciones, bomberos y centros comerciales

    Cuando este médico planteó al Colegio de Médicos la necesidad de que colegios e institutos supieran responder ante una parada cardiaca, obtuvo carta blanca. Ahora, cuando ha solicitado abrir el colegio a empresas, asociaciones, colectivos profesionales, pueblos o instituciones deportivas, la junta directiva le ha contestado que adquirir los equipos no era un gasto sino una inversión.

    La supervivencia aumenta
    hasta el 60% si se dispone
    de un desfibrilador

    Y es que en enero de 2018 el Gobierno de Castilla-La Mancha reguló por decreto los requisitos para tener un desfibrilador externo semiautomático (DESA) o automático (DEA). La normativa establecía las características del curso con el que se debía formar a las personas que utilizaran los aparatos de reanimación. Así, Jesús Sánchez diseñó los contenidos, el material y el equipo con el que el Colegio de Médicos ha conseguido la acreditación.

    Las paradas cardiacas se cobran más de 30.000 vidas al año

    Las personas o entidades interesadas en formarse sólo tienen que dirigirse al doctor Sánchez a través del correo rcp_desa_colmed@yahoo.com

    No obstante, cabe recordar que sólo en Albacete se producen más de cien muertes súbitas al año. En España, más de 30.000 personas fallecen todos los años debido a una parada cardiaca.

    Las cifras de la RCP

    El 20% de esos fallecidos por una parada podrían salvar la vida sin secuelas si tuviesen a su lado a una persona capaz de “moverle” el corazón con un masaje mientras llega el personal sanitario. El porcentaje aumenta hasta el 60% si se dispone de un desfibrilador durante los primeros minutos.

    También le puede interesar:

    Los cardiólogos recomiendan Ariadna

    El personal sanitario invita a “salvar vidas”

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *

    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!