• El menú de hospital apuesta por la dieta mediterránea

    Pan integral, más legumbres, más verduras o más variedad de pescado y fruta. Estas son algunas de las novedades que se han probado este verano en los menús de los hospitales albaceteños y que se quedarán el resto del año.

    Los servicios de Cocina y Endocrinología y Nutrición de Albacete extenderán al invierno las novedades que han introducido en los menús de verano que se ofrecen a las personas hospitalizadas tanto en el Hospital General Universitario de Albacete como en el Hospital Universitario Perpetuo Socorro.

    CLINICA BAVIERA

    Se trata de una iniciativa impulsada por los profesionales de ambas cocinas y de la Unidad de Nutrición Clínica, con la que se han renovado y actualizado los menús conforme a las nuevas recomendaciones en materia de nutrición.

    Con las nuevas medidas, el paciente ha podido elegir siempre entre dos opciones de primer y segundo plato, y dos opciones de postre, aunque la opción que siempre ha salido por defecto en el postre es la fruta, pues se pretende cumplir la recomendación de cinco raciones de frutas y verduras al día, aumentando su ingesta y ofreciendo una gran variedad de frutas de temporada.

    Se han mejorado las raciones de verduras, aumentando su presencia en guarniciones

    También se ha mejorado la variedad de los pescados, aumentando el número de raciones y mejorando sus preparaciones. Además, se ha añadido un tercer día de legumbres a la semana y se ha rebajado la presencia de alimentos procesados, que se sustituyen por más elaboraciones propias.

    Siguiendo con el patrón mediterráneo y el estudio PREDIMED (Prevención primaria de la enfermedad cardiovascular con la dieta mediterránea), se ha incorporado el pan integral en los menús, disminuyendo así el aporte de pan refinado y azúcares.

    Disminuyen los panes refinados y los azúcares

    Tras el informe de la Organización Mundial de la Salud de 2014, se ha disminuido la presencia de carnes rojas y carnes procesadas, dando mayor prioridad a los pescados y fuentes proteicas vegetales. Asimismo, se han mejorado las raciones de verduras, aumentando su presencia en guarniciones y primeros platos y con preparaciones variadas.

    Se promueve la educación en materia de nutrición

    Tal y como han explicado desde la Unidad de Nutrición Clínica, estos cambios influyen positivamente en la recuperación de los pacientes, pero también mejoran su satisfacción, se promueve la educación en materia de nutrición y se lanza un mensaje correcto sobre la alimentación.

    La verdura no faltará en las guarniciones.

    Para dar a conocer estas novedades, que desde un primer momento han contado con el apoyo de la Dirección del Área de Atención Integrada, se ha diseñado una infografía en la que se diferencia, en cinco bloques, las medidas introducidas, así como unas tarjetas que se colocan en las bandejas de los pacientes para que las puedan leer cómodamente desde su cama.

    Tras los primeros meses de implantación de las nuevas medidas, la valoración de la estrategia es muy positiva, por lo que se extenderá a los menús de invierno y Navidad, con la intención de seguir apostando por una alimentación totalmente alineada con las recomendaciones nutricionales de la OMS y las sociedades científicas.

    La letra pequeña de integral

    La letra pequeña de “integral”

    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscribete a nuestro newsletter

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!