• El neurocirujano que sólo opera sin abrir

    medicovertical

    Eugenio Cárdenas neurocirujano.

    Es un neurocirujano, por su especialidad, único en España. El doctor Eugenio Cárdenas se puede definir como un fuera de serie. Sin embargo, es médico, prácticamente, por accidente. Entró en la facultad de Albacete por los pelos, en la repesca. Y cuando estaba a punto de tirar la toalla, uno de sus mentores, el también neurocirujano Vicente Calatayud, lo convenció para seguir. Hoy está al frente de una unidad de súper especialización del Virgen del Rocío de Sevilla, el área de base de cráneo endonasal.

    Este ciudadrealeño de nacimiento y albaceteño de adopción quería ser médico, pero un 8,33 de nota media -cuando el máximo era 10 y no 14 como ahora- no era suficiente. Como en casa eran tres hermanos, no le daba la nota y no se podía ir fuera, se veía estudiando Agrónomos en lugar de Medicina. Sin embargo, en octubre, mientras estaba vendimiando, lo llamaron, era un PM, un postmatriculado de la recién inaugurada Facultad de Medicina de Albacete.

    No tenía las mejores notas, pero no le faltaban ni vocación ni ganas

    No fue de los mejores durante la carrera. No le faltaban ni vocación ni ganas, sin embargo él dice que no era de notas brillantes. Eso sí, en el MIR despuntó con un puesto que le permitiría elegir lo que quisiera. El último mes de vacaciones después del temido examen, Eugenio Cárdenas decidió recorrer todos los servicios del Hospital General de Albacete. Ver al doctor Calatayud en acción fue lo que le convenció de que su camino tenía que ir por la Neurocirugía.

    Completó los cinco años de especialización en el Hospital La Fe de Valencia, pero en cuanto tenía un día libre se iba hasta Albacete para ver en el quirófano al doctor Calatayud. Además, el último año de residencia optó por especializarse en base de cráneo y por viajar a Estados Unidos, a Pittsburgh, a la ciudad puntera en operar la base del cráneo a través de las fosas nasales. Mientras tanto, pactó con el jefe de Neurocirugía del Virgen del Rocío que, una vez que terminara la residencia, iría a Sevilla a poner en marcha la Unidad de Base de Cráneo Endonasal. A cambio, el doctor Cárdenas podría investigar y viajar a Estados Unidos. Y es que el Hospital Virgen del Rocío suponía una oportunidad única, ya que, con tres quirófanos abiertos mañana y tarde, cuenta con el Servicio de Neurocirugía más grande de España.

    El 60% de sus operaciones se centran en tumores de la hipófisis

    Si hace 30 años los tumores de hipófisis se operaban abriendo la cabeza, hace 20 se empezó a entrar por la nariz, pero con microscopio, lo que dejaba poca visión al neurocirujano. La revolución llegó en el 2006, en Pittsburgh, porque consiguieron trabajar con endoscopio, es decir, con una cámara con luz que permite no sólo operar la hipófisis sino ir más allá. Aquí está la clave del trabajo del doctor Cárdenas. El 60% de sus operaciones se centran en tumores de la hipófisis, en el centro de base del cráneo.

    Hoy, con 36 años, este neurocirujano de la primera promoción de la Facultad de Medicina de Albacete aún recuerda cuando le dijo al doctor Calatayud que Neurocirugía era demasiado para él. «Vicente fue quien me convenció».

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo
    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!